Nation & World

Congresistas demócratas viajan a Cuba a abrir diálogo

Siete influyentes congresistas estadounidenses marcarán el clímax de una semana caracterizada por las fuertes oleadas antiembargo que avanzan en Washington y viajarán a Cuba este viernes con el propósito de abrir un diálogo para adelantar las relaciones entre los dos países.

En consonancia con la misma estrategia de acercamiento, el veterano senador republicano Richard Lugar subió la parada y pidió que Washington promueva la reincorporación de Cuba a la Organización de Estados Americanos (OEA) y nombre un enviado especial para la isla.

Los legisladores que viajarán a Cuba por cinco días son todos demócratas y seis de ellos integran el Caucus Negro del Congreso.

"Es tiempo de tener una discusión abierta y honesta sobre una nueva vía hacia adelante para las dos naciones y es mi deseo que esta delegación ayude a iniciar esa discusión tanto acá, en Estados Unidos, como en Cuba'', expresó la líder del grupo, Bárbara Lee, demócrata por California y presidenta del Caucus Negro.

En un comunicado difundido el jueves, los legisladores dijeron que la comitiva buscará revisar las relaciones comerciales con Cuba, así como estimular los intercambios culturales, académicos y en materia de salud.

"La elección del presidente Barack Obama presenta una nueva oportunidad para repensar la política exterior de Estados Unidos en muchas partes del mundo'', dijo Lee.

La congresista enfatizó que su prioridad en el mejoramiento de las relaciones entre Washington y La Habana está en el levantamiento total de las restricciones para los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla.

El grupo que viajará a la isla se completa con los representantes demócratas Mel Watt (Carolina del Norte), Emanuel Cleaver (Missouri), Marcia Fudge (Ohio), Bobby Rush (Illinois), y Michael Honda y Laura Richardson (ambos de California). Antes de la iniciativa del Caucus Negro había visitado La Habana una delegación de la National Bar Association, la más poderosa organización de abogados afroamericanos de la nación, a comienzos de diciembre.

El anuncio de la visita de los legisladores coincidió el jueves con la divulgación de una carta enviada por Lugar al presidente Obama con dos propuestas fundamentales: acercarse a Cuba con la anuencia de su ingreso a la OEA y nombrar un enviado especial para la isla, adscrito al Departamento de Estado.

Lugar, líder de los republicanos en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, le escribió el 30 de marzo una carta a Obama diciendo que "se necesitan medidas adicionales (...) que modifiquen una política que no sólo ha fracasado en promover los derechos humanos y la democracia, sino que también perjudica nuestros más amplios intereses de seguridad y política''.

El experimentado senador de Indiana se ha convertido en uno de los principales críticos del embargo luego de respaldar durante años una política de línea dura hacia la isla.

En febrero Lugar fue el promotor de un informe del Comité de Relaciones Exteriores del Senado distribuido en el Congreso, el cual afirmaba que la política de embargo no ha funcionado y era hora de reevaluarla.

A mediados de marzo figuró entre los 15 senadores firmantes de una carta al Departamento del Tesoro exigiendo la aplicación de una medida aprobada en la ley de presupuesto para flexibilizar las ventas agrícolas a Cuba.

Y esta misma semana se sumó a los copatrocinadores de un proyecto legislativo que echaría abajó las restricciones para que los ciudadanos estadounidenses reanuden los viajes turísticos a Cuba, suspendidos desde 1963.

En este nuevo mensaje dirigido a Obama, Lugar aseveró que un compromiso con Cuba sería decisivo para alcanzar una mejoría en las relaciones bilaterales.

"Para el mundo, nuestro acercamiento actual desafía la lógica'', dijo Lugar en su carta. ‘‘Incluso en los tiempos más bajos y profundos de la Guerra Fría, los canales diplomáticos con la ex Unión Soviética nunca fueron cortados''.

Teniendo en cuenta que "la postura de América Latina hacia Cuba favorece el diálogo, me preocupa que nuestro actual postura pueda resultar un impedimento para lograr apoyo para metas más amplias'' en la región, escribió Lugar.

Lugar exhortó al presidente Obama a terminar oficialmente la oposición estadounidense a que Cuba reingrese a la Organización de Estados Americanos (OAS), con sede en Washington, con la esperanza de poder establecer un diálogo.

Además, Lugar propuso considerar la designación de un "enviado especial para Cuba'' supervisado directamente por la Secretaria de Estado, Hillary Clinton.

"Las responsabilidades del enviado especial podrían comenzar con el inicio de conversaciones directas con el gobierno cubano sobre migración e interdicción de drogas'', escribió Lugar.

También este jueves se sumaron otras gestiones a la batalla contra el embargo.

El representante demócrata William Delahunt (Massachusetts) y su colega republicano Jeff Flake (Arizona) promovieron ante la prensa un proyecto legislativo presentado ante la Cámara de Representantes el pasado febrero, el cual busca igualmente el fin de la prohibición de los viajes turísticos de estadounidenses a la isla.

La Ley para la Libertad de Viajar a Cuba --equivalente al proyecto presentado esta semana en el Senado-- cuenta ya con 122 copatrocinadores y podría ir a votación en el pleno en los próximos meses.

"No quiero dar una fecha exacta, pero tengo la certeza de que este proyecto irá al plenario [de la Cámara] y tendremos los votos'', aseguró Delahunt, principal promotor de la propuesta.

El levantamiento total de las restricciones de viajes a Cuba significaría un golpe demoledor contra el embargo y permitiría anualmente que unos 3 millones de estadounidenses visitaran la isla, según estudios recientes del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Related stories from Vida en el Valle

  Comments