Nation & World

Corresponsal del ‘Sun Sentinel' se va de Cuba

El único corresponsal en La Habana de un diario de Estados Unidos está haciendo las valijas para partir, luego que el medio, basado en Florida, decidiera cerrar su oficina en la capital cubana por la grave crisis económica que afrontan periódicos estadounidenses y del mundo.

El diario Sun-Sentinel, uno de los principales medios escritos en Miami detrás del Miami Herald, decidió cerrar su oficina en La Habana y repatriar a su corresponsal, Ray Sanchez, delegado en la capital cubana desde el 2006, informaron a la AFP fuentes de la publicación que pidieron el anonimato.

La oficina en Cuba del Sun-Sentinel, que funcionaba junto con la del Chicago Tribune -cuya sociedad de medios integra--, era la última en operaciones de un diario estadounidense desde que el Dallas Morning News dejó la isla en 2004.

Actualmente, los únicos periodistas de empresas de Estados Unidos en Cuba son los de la agencia Associated Press (AP) y la cadena de noticias CNN.

"Se anunció la semana pasada que, debido a los problemas financieros que enfrenta el periódico, cerrará la oficina y se va de Cuba'', dijo la fuente.

Ray Sanchez publicaba su columna "Directo desde La Habana'' cada martes en el Sun-Sentinel, con una foto que lo identifica como "el único reportero de un diario estadounidense'' en la capital cubana.

La columna que apareció este martes, sobre los libros que los cubanos buscan en las librerías de la capital, podría ser la última del solitario corresponsal antes de su regreso a Estados Unidos.

Por otra parte, el diario electrónico New Times, de los condados Broward y Palm Beach (vecinos de Miami) indicó citando fuentes del Sun-Sentinel que el editor general de ese periódico había reunido a todo el staff el viernes para informarles sobre el cierre de la oficina en La Habana, además de una reducción de unos 40 puestos en la plantilla general de 220 empleados, que ocurriría en junio.

El periódico Chicago Tribune, miembro principal del grupo Tribune que integra el Sun-Sentinel y otras publicaciones, enfrenta serias dificultades financieras y se acogió a la ley de quiebras en diciembre en medio de una grave crisis que impacta y está transformando a la prensa en Estados Unidos.

Asimismo, este martes, el grupo Sun-Times Media Group, que posee 59 periódicos en Estados Unidos, entre ellos el Chicago Sun-Times, anunció también que se acoge a la ley de quiebras a fin de reestructurarse bajo control judicial y protegerse de sus acreedores.

  Comments