Nation & World

EEUU promete ayuda a México contra la violencia

La secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton prometió ayer ayudar a México a poner fin a la creciente violencia del narcotráfico en la frontera, la cual llamó "intolerable'', pero afirmó que México debe hacer su parte limpiando su policía y sus sistemas judiciales.

Pero según The New York Times, Clinton fue casi opacada por informes de que Estados Unidos planea nominar para embajador en México a un diplomático cubanoamericano que ha escrito extensamente sobre los "estados fracasados''.

El Departamento de Estado declinó comentar sobre los informes de que el diplomático, Carlos Pascual, ex embajador en Ucrania que es el director de política exterior de Brookings Institution, sería nominado.

Pero una persona familiarizada con las deliberaciones del gobierno declaró que Pascual era el escogido para el puesto por el presidente Barack Obama. Pascual no contestó un mensaje electrónico en pedido de comentarios.

El diario mexicano El Universal, que citó fuentes no identificadas, reportóayer que EEUU sometió el nombre de Pascual al gobierno mexicano como una cortesía.

El diario destacó que la especialidad de Pascual es lidiar con estados acosados por conflictos. Fue coordinador de reconstrucción y estabilización del Departamento de Estado, cargo que implicaba trabajar con varias agencias para desarrollar estrategias para países destrozados como Afganistán. Eso podría causar resquemores entre algunos mexicanos, ante las recientes declaraciones de analistas estadounidenses de que la violencia de las drogas ha desestabilizado tanto a México que se ha convertido en un Estado fracasado.

Al cierre de una visita de dos días al país, Clinton aseguró que la violencia de los carteles está "aterrorizando'' a los mexicanos y amenaza a los estados de su nación que colindan con México.

"Hoy [nuestros] lazos enfrentan nuevas pruebas'', dijo durante un mensaje a universitarios de Monterrey, ciudad industrial sólo dos horas al sur de Texas, que también ha sido afectada por la violencia del narcotráfico que desde diciembre del 2006 se ha traducido en más de 9,000 asesinatos.

"Esta situación es intolerable para los ciudadanos honestos y que cumplen con la ley tanto en México como en mi país'', señaló Clinton, quien reiteró que Estados Unidos admite que el problema del narcotráfico no sólo es de los mexicanos.

Añadió que en Estados Unidos "podemos preocuparnos de lo que viene hacia el norte, pero los mexicanos están preocupados por lo que viene hacia el sur: armas de asalto, bazucas, granadas''.

Clinton les dijo a los universitarios que su visita al país tuvo como propósito dejar en claro que la administración del presidente Barack Obama busca que la relación bilateral sea "aun más fuerte en el futuro de lo que es hoy''. Horas antes, en Ciudad México, la funcionaria recorrió instalaciones de la Policía Federal y presenció cuando agentes de elite simularon el rescate de rehenes de un grupo terrorista.

Poco después de visitar la Basílica de Guadalupe, Clinton acudió al Centro de Mando de la Policía Federal, donde las autoridades aseguraron que están preparadas para enfrentar al crimen. organizado, un asunto que se ha vuelto prioritario en la agenda bilateral. A bordo de una camioneta de la Policía Federal, recorrió las instalaciones en el oriente de la capital y vio por unos minutos cómo miembros de un grupo de operaciones especiales tomaban el control de un avión en tierra que había sido secuestrado por un grupo terrorista, como parte de un simulacro. Clinton cerró la visita en los hangares del centro, donde vio dos helicópteros Blackhawk de la Policía Federal. El capitán Eduardo Laris, coordinador de transportes aéreos de la Policía Federal, le informó que la dependencia ha adquirido siete Blackhawks en los últimos meses y aseguró que ahora "estamos preparados y creemos que los resultados se van a ver pronto''. La funcionaria anunció el miércoles que el gobierno del presidente Barack Obama busca destinar $80 millones más para comprar otros helicópteros de ese tipo que permitan a la policía mexicana fortalecer su lucha contra las poderosas organizaciones de traficantes de drogas. Esta es la primera visita que realiza a un país de América Latina desde que dirige la diplomacia estadounidense. A Clinton le seguirán otros funcionarios de alto nivel (los secretarios de Seguridad Interior, Janet Napolitano, y de Justicia, Eric Holder) en visitar México para continuar pláticas sobre la cooperación antidrogas. Para mediados de abril también se espera la visita de Obama a México.

  Comments