Nation & World

Posada Carriles busca postergar su juicio para el 2010

El militante anticastrista Luis Posada Carriles solicitará un aplazamiento del juicio en su contra hasta el próximo año, luego de que el Tribunal Supremo rechazara una apelación para revisar el caso, informaron el jueves sus abogados.

Los representantes legales de Posada comparecerán el próximo 7 de abril ante el tribunal federal de El Paso, Texas, con la petición de postergar la fecha del juicio para comienzos del 2010. La jueza Kathleen Cardone tiene fijado ese día una audiencia de programación para reiniciar el proceso pendiente contra el acusado.

"Después de la decisión del Tribunal Supremo, necesitamos tiempo para reconstruir el expediente del caso'', declaró ayer Arturo Hernández, principal abogado de la defensa. "Esto es como empezar de nuevo''.

El pasado lunes el Tribunal Supremo de Estados Unidos anunció la negativa a reconsiderar una decisión de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito (Nueva Orleans), que el pasado agosto dio marcha atrás al fallo precedente de la jueza Cardone y ordenó que Posada fuera juzgado por los delitos de fraude migratorio y falso testimonio.

Los abogados de Posada habían presentado la petición ante el Supremo a mediados de enero.

Hernández consideró que la negativa del Tribunal Supremo no es "un golpe inesperado'' para el caso, atendiendo a que apenas un uno por ciento de las solicitudes elevadas al máximo órgano judicial resultan aceptadas.

"Aceptamos la decisión del Supremo y mantenemos la confianza que teníamos al tomar el caso hace dos años'', comentó el abogado.

El Departamento de Justicia no comentó sobre el asunto.

La negativa de la Corte Suprema obliga al tribunal de El Paso a reabrir la causa contra de Posada, de 81 años y actualmente en libertad condicional en Miami.

En mayo del 2007 la jueza Cardone ordenó cancelar el encausamiento de Posada por considerar "escandalosas'' y "ofensivas'' las tácticas del gobierno. La acusación se basó en las declaraciones presuntamente fraudulentas que el procesado hizo a las autoridades de Inmigración durante la entrevista de ciudadanía conducida en abril del 2006.

Pero el gobierno apeló el caso ante el Tribunal del Onceno Circuito de Nueva Orleans, donde un panel de tres jueces determinó que Cardone sobrevaloró los deslices cometidos en el proceso de ciudadanía y erró al anular los cargos contra el acusado.

En la reapertura del proceso judicial el gobierno tendrá nuevamente que acudir a su testigo estrella, el informante del FBI Gilberto Abascal, quien sustenta que Posada entró a territorio estadounidense por vía marítima en marzo del 2005. Posada declaró a las autoridades que lo hizo en un automóvil a través de la frontera mexicana.

No se ha determinado aún si Posada deberá comparecer a la audiencia del 7 de abril en El Paso.

Sobre él pesa una orden final de deportación y una solicitud de extradición del gobierno de Venezuela, que busca juzgarlo como máximo responsable de la voladura de un avión cubano con 73 pasajeros en 1976.

Además, un jurado de instrucción en Nueva Jersey también lo investiga por su presunta participación en atentados dinamiteros contra instalaciones turísticas cubanas en 1997.

Para complicar su situación, en julio del pasado año la Corte Suprema de Panamá dejó sin efecto el indulto que le había otorgado la presidenta Mireya Moscoso en septiembre del 2004.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments