Nation & World

Hialeah Park listo para una nueva carrera

Durante casi una década, Hialeah Park fue, más que un Monumento Histórico Nacional, uno de los monumentos nacionales en mayor peligro de desaparición del país, con sus días de carreras de caballos al parecer idos para siempre y los urbanistas listos para arrancar las motoniveladoras.

En todo ese tiempo, la pregunta sobre sobre Hialeah Park --a pesar de su belleza y su incuestionable significado histórico-- no era si las motoniveladoras llegarían al lugar, sino cuándo llegarían.

El hipódromo de hermosos jardines cerró en el 2001, víctima de cambios en las leyes estatales que favorecían a hipódromos locales como por ejemplo Calder y Gulfstream. A esto siguieron años de intentos fallidos de revivir el parque, y luego se comenzó a hablar de su demolición, con planes de urbanización que construirían en el terreno 3,750 viviendas y tiendas.

Ahora que el mercado inmobiliario de la Florida está en el suelo pero esperando resurgir de sus cenizas, las carreras de caballo están a punto de regresar a Hialeah.

Los reguladores estatales de parimutuales concedieron esta semana un permiso de carreras a Hialeah Park, aunque no para los caballos de pura sangre que lo hicieron famoso. En su lugar, Hialeah podría celebrar carreras más breves de caballos de cuarto de milla. "Es una carrera más corta'', dijo el alcalde de Hialeah, Julio Robaina. "Evidentemente la calidad de los caballos no es tan buena como la de los otros''.

Las carreras de caballos de cuarto de milla, aunque no se han visto en la Florida durante más de una década, han despertado últimamente el interés de las parimutuales, dispuestas a abrir los productivos salones de poker, que según las leyes estatales, puede haber en hipódromos de caballos de cuarto de milla.

Además de Hialeah, la división estatal de parimutuales ha recibido otras varias solicitudes para abrir hipódromos de carreras de cuarto de milla, ninguna de ellas del sur de la Florida. Hasta el momento, ninguno de estos hipódromos ha abierto sus puertas.

Las máquinas tragamonedas de juego en Hialeah Park son por el momento una probabilidad lejana, ya que los referéndums de votantes que dieron a las parimutuales del sur de la Florida el derecho a instalar máquinas de juego excluyeron explícitamente a Hialeah.

Aunque sean menos atractivas que sus iguales de pura raza, Robaina y otros líderes municipales han apoyado enérgicamente las carreras de cuarto de milla y el año pasado enviaron una resolución formal de apoyo en Tallahassee.

"Es el comienzo de regresar a donde estábamos'', dijo Robaina. El alcalde sueña con un hipódromo revitalizado al que se uniría una urbanización con cines, restaurantes, etc. Robaina dijo que semejantes construcciones, de llegar a hacerse, se harían en los alrededores del hipódromo.

Para que Hialeah Park pueda volver a celebrar carreras, tendría que demostrar al estado que está en condiciones de que el público asista y haga apuestas. Añadir un salón de juegos de naipes requeriría más documentos y permisos adicionales. El estado concedió el martes a Hialeah Park el permiso pedido.

"Este es realmente el primer paso en este proceso'', dijo Alexis Antonacci, vocera del Departamento de Regulación Profesional y de Negocios.

mrvasquez@MiamiHerald.com

  Comments