Nation & World

Cuantioso fraude en cuidado médico a domicilio

Una agencia fiscalizadora del gobierno federal ha señalado al Condado Miami-Dade como centro de un agudo fraude en la industria de $13,000 millones del cuidado médico a domicilio, en un informe recién divulgado que se centra en las pérdidas debido a facturas sospechosas al Medicare.

La Oficina de Fiscalización del Gobierno (GAO) mencionó la inusualmente gran proporción de diabéticos que reciben atención médica en casa en el condado, 50 por ciento. Eso es casi el triple de la tasa promedio en las otras grandes zonas metropolitanas a nivel nacional.

Los investigadores del GAO culparon al Medicare de la pobre supervisión de las agencias de cuidado médico, y mencionaron cientos de millones de dólares en "pagos impropios'' por reclamaciones fraudulentas en Miami, Houston, Los Angeles y otras zonas metropolitanas.

Los hallazgos del informe, que analizó las facturas al Medicare del 2002 al 2006, airó al republicano de mayor rango en la Comisión de Finanzas del Senado. Charles E. Grassley, republicano por Iowa, advirtió a altos funcionarios del programa de seguro médico de la nación para los ancianos que deben hacer frente al fraude como parte de la meta del presidente Barack Obama para reformar el Medicare.

"Lamento decir que me parece que el [Medicare] está fuera de contacto con el beneficio de salud en el hogar y aún tiene que reconocer las vulnerabilidades inherentes al sistema'', escribió Grassley al administrador interino del Medicare.

Varios de los hallazgos del informe del GAO --que incluyen facturas cuestionables al Medicare por parte de agencias de cuidado médico de Miami-Dade por servicios que no eran necesarios o no se proveían-- fueron dados a conocer por el Herald en noviembre pasado. El artículo mostró que el problema ha continuado más allá de los cinco años cubiertos en el informe del GAO, con facturas que llegaron a $16,500 millones el año pasado.

Los funcionarios del Medicare dijeron que ya han dado algunos pasos para detener el fraude, los cuales incluyen suspender más de $100 millones en pagos anuales a 13 agencias de cuidado médico en el hogar en Miami-Dade el otoño pasado. Se sospecha que facturaron de más por los servicios de enfermeras que daban tratamiento en casa a pacientes diabéticos que no necesitan ayuda para inyectarse la insulina.

El Medicare también realiza auditorías de reclamos y pagos para determinar si los servicios fueron realmente ordenados por médicos y provistos por agencias.

Pero el Medicare dijo que no revisa el expediente policial de los aspirantes a dar servicios médicos en el hogar, como recomienda la agencia fiscalizadora del Congreso.

El informe del GAO halló que en el 2006 el Medicare invirtió unos $13,000 millones en pacientes de todo el país que recibían servicios a domicilio de enfermeras calificadas, asistencia y otras visitas, un alza de alrededor del 44 por ciento comparado con los gastos del 2002. Aun así, durante ese periodo de cinco años, el número de pacientes que utilizaron servicios del Medicare en casa aumentó un 17 por ciento.

En general, los gastos por cuidado médico a domicilio fueron mayores en California, Florida, Luisiana, Nevada, Oklahoma, Texas y Utah.

Otra asombrosa estadística: el número de agencias de cuidado a domicilio con licencia del Medicare llegó a 8,463 en el 2006, un aumento frente a 6,553 en el 2002. Más de la mitad de ese incremento ocurrió en dos estados: Florida y Texas.

Los investigadores del GAO dijeron que mientras esas cifras han aumentado, también lo han hecho las prácticas fraudulentas y abusivas. Entre ellas: "exagerar la severidad de la condición del beneficiario''.

Esa práctica es rampante en Miami-Dade, donde se sospecha que agencias de cuidado médico en el hogar pagan sobornos a pacientes en sus casas a quienes se les ha diagnosticado diabetes y que no necesitan que las costosas enfermeras calificadas les inyecten su insulina dos veces al día durante años.

jweaver@MiamiHerald.com

  Comments