Nation & World

Obama considera enviar soldados a la frontera

El presidente Barack Obama se refirió a la creciente guerra contra las drogas en la frontera entre Estados Unido y México, y dijo que está considerando desplegar tropas de la Guardia Nacional para contener la violencia, aunque descartó cualquier medida militar inmediata.

"Vamos a examinar si un despliegue de la Guardia Nacional tendría sentido, y bajo qué circunstancias lo tendría'', dijo Obama el miércoles durante una entrevista con periodistas de rotativos regionales.

"No tengo ningún momento decisivo en mente'', manifestó. "Pero creo que es inaceptable que haya pandillas de drogas cruzando nuestra frontera y matando a ciudadanos norteamericanos''.

En este año, sólo en México ya han perecido 1,000 personas a lo largo de la frontera, tras la muerte de 5,800 en el 2008, según funcionarios federales que dan crédito al presidente Felipe Calderón por la ofensiva contra los carteles de la droga.

"Pero la extensión de los incidentes de la frontera --por ejemplo hacia El Paso, Texas, desde la cercana Ciudad Juárez-- ha provocado una reacción política.

En una reciente visita a El Paso, el gobernador Rick Perry pidió 1,000 soldados para proteger la frontera.

Obama, sin embargo, se mostró cauteloso. "Tenemos una frontera muy grande con México'', indicó. "No estoy interesado en militarizarla''.

El Presidente elogió a Calderón, de quien dijo "creo que está trabajando muy duro y corriendo extraordinarios riesgos bajo una extraordinaria presión para lidiar con los carteles de la droga y la correspondiente violencia que ha surgido a lo largo de la frontera''.

La representante Loretta Sánchez, demócrata por California y presidenta de una importante subcomisión sobre seguridad fronteriza, dirigió una audiencia el jueves sobre la violencia en la frontera.

"La semana pasada, México mandó 3,200 soldados adicionales a la frontera'', dijo en una declaración a la apertura de la audiencia, "con lo que aumenta el número total de soldados mexicanos que están combatiendo con los carteles de la droga a más de 4,500''.

Sánchez preside la subcomisión de seguridad fronteriza y contra el terrorismo marítimo y global de la Comisión de Seguridad Nacional.

"Debe destacarse que más de 200 norteamericanos han muerto en esta guerra contra las drogas, porque estaban implicados en los carteles o por ser simples espectadores'', dijo. "Con esas preocupaciones en mente, es esencial que el Departamento de Seguridad Nacional, junto con los otros departamentos relevantes, siga un plan de contingencia para enfrentar la violencia fronteriza que se está extendiendo a nuestro país. En una audiencia esta semana, la representante Kay Granger, republicana por Texas, que visitó México el mes pasado como parte del recorrido de una delegación congresional, elogió la llamada Iniciativa de Mérida, un acuerdo de lucha contra las drogas entre EEUU y México que le da a México $1,400 millones para el control del narcotráfico.

"Desde helicópteros y aviones de vigilancia hasta equipos de inspección, el objetivo de la inversión de EEUU es darle al gobierno mexicano los equipos necesarios para que pueda extender su autoridad a esas remotas partes de su país devastadas por el narcotráfico'', indicó Granger.

Ese acuerdo en vigor entre Calderón y el presidente George W. Bush será actualizado, declaró Obama.

"Esperamos tener un amplio enfoque para tratar con estos problemas de la seguridad fronteriza'' que van a implicar apoyar a Calderón y sus esfuerzos, y garantizar que estemos confrontando el flujo de dinero de la droga y de armas hacia el sur, porque allí se produce una situación de doble flujo'', declaró Obama.

Las drogas están llegando al norte; nosotros estamos mandado dinero y armas al sur'', dijo. ‘‘Como consecuencia, estos carteles han cobrado un extraordinario poder. Esperamos tener dispuesta una amplia política en los próximos meses''.

  Comments