Nation & World

Asesinan a policía en Irlanda del Norte

Un agente de policía ha sido asesinado cerca de la localidad de Craigavon en Irlanda del Norte, dos días después de que dos soldados británicos murieran en un atentado que se atribuyó el IRA Auténtico, escisión del Ejército Republicano Irlandés que no acepta los acuerdos de paz para esta región.

Según informaron fuentes policiales, la muerte del agente se produjo mientras participaba en una investigación de una actividad sospechosa cerca de un instituto de enseñanza secundaria en un área de mayoría católica de la localidad.

Otro agente resultó herido en el tiroteo, según diversas fuentes.

''Todo apunta a un nuevo atentado del IRA. Esperábamos que hubiera una continuación de la violencia tras la muerte de los dos soldados el sábado, pero no esperábamos que fuera tan pronto'', declaró a la BBC Basil McCrea, miembro del Partido Unionista del Ulster (UDP) y miembro del consejo de la Policía norirlandesa.

Dolores Kelly, también miembro del consejo de la Policía por parte del nacionalista Partido Socialdemócrata y Liberal, dijo al diario rish Times que Irlanda del Norte "está mirando al abismo'' después de este nuevo episodio de violencia, que supone un duro golpe para los acuerdos de paz de Viernes Santo firmados en 1998.

La muerte del policía se produjo el mismo día en que el primer ministro británico, Gordon Brown, visitó la base militar donde fueron asesinados los soldados y manifestó que el proceso de paz es ‘‘inquebrantable''.

Brown prometió que los disidentes del Ejército Republicano Irlandés responsables de la muerte de los soldados no podrán escapar de la justicia ni socavar el gobierno católico-protestante, en el núcleo del proceso de paz.

El premier se reunió después con el jefe de policía de Irlanda del Norte y funcionarios de alto nivel del gobierno compartido.

Brown señaló que los dos atacantes y el chofer que los condujo en su huida "tienen que ser perseguidos, encontrados y entregados a la justicia tan rápidamente como sea posible''.

"Lo que el pueblo de Irlanda del Norte está construyendo junto ... a nadie, a ningún asesino, a ningún terrorista debería permitírsele destruir'', enfatizó.

El primer ministro británico insistió en que el Real IRA realizó su ataque desesperado para tratar de impedir que se consolide la coalición de 22 meses formada por protestantes británicos y católicos irlandeses. Fue demasiado tarde para los disidentes, señaló.

"Este ataque no ocurrió debido a un fracaso del proceso político. Se debe en gran medida al éxito del proceso político, a que la gente está trabajando junta y una cifra pequeña de personas quiere afectar algo que está funcionado; algo que está mostrando a todo el mundo que Irlanda del Norte está unida'', agregó.

Antes durante el día, el comandante del ejército británico en Irlanda del Norte prometió que sus tropas continuarían su trabajo normal a pesar de los que fueron los primeros asesinatos de fuerzas de seguridad británicas aquí en 12 años.

  Comments