Nation & World

El estímulo podría generar empleos y aliviar autopistas

Es probable que el dinero de los fondos de estímulo fluya pronto en el sur de la Florida a través de dos grandes proyectos de autopistas que podrían beneficiar a la larga a los que las usan diariamente de la casa al trabajo, y a la corta a los trabajadores de la construcción desempleados.

Al menos esa es la esperanza de los funcionarios locales que han colocado ambos proyectos --uno en el norte de Broward y el otro en el noroeste de Miami-Dade-- a la cabeza de su lista para ser financiado por el paquete de estímulo de $787,000 millones del gobierno de Obama.

Los dos proyectos representan aproximadamente la mitad del dinero destinado para el transporte del estímulo federal para el sur de la Florida, unos $331 millones.

En Broward, un elevado de cuatro sendas por $37 millones podría generar cientos de empleos y añadir una sección a Dixie Highway, que se estrecha a dos sendas y luego termina abruptamente justo al norte de Hillsboro Boulevard -- cerca del punto en que se levantaría el elevado.

En Miami-Dade, un segmento de $119.5 millones de un elevado para camiones podría generar miles de empleos y aliviar la congestión en la NW 25 Street al oeste del Palmetto --un área atascada de camiones trayendo carga del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

Los miembros de las juntas de planificación del transporte, conocidas como Organizaciones de Planificación Metropolitana, en ambos condados recomendaron que el balance restante de los fondos de estímulo del sur de la Florida --unos $175 millones-- vayan a proyectos municipales y de tránsito, incluyendo reparaciones de puentes y vías. Entre los proyectos claves de transporte público recomendados están las paradas de ómnibus de Broward y el progreso en Miami-Dade de una largamente planeada extensión del Metrorail al MIA.

Mientras que la construcción de cualquiera de estos proyectos permanece en la incertidumbre hasta que la Legislatura estatal apruebe el presupuesto, los proyectos recomendados por las juntas de planificación reflejan los deseos de los funcionarios electos, incluyendo alcaldes y comisionados a nivel de ciudad y de condado.

Al reunirse por separado en sesiones especiales el 20 de febrero en Fort Lauderdale y Miami, los miembros de la junta acordaron en gran medida recomendar que los fondos de estímulo fueran a ciertos proyectos grandes mejor que a muchos proyectos pequeños solicitados por las ciudades y municipalidades. Por ejemplo, Fort Lauderdale quería dinero para puentes. Pero, en un compromiso, la Organización Planificadora de Broward asignó la mayor parte de sus $40 millones para puentes y autopistas al elevado y las paradas de ómnibus. El Departamento de Transporte de la Florida estima que el elevado costará alrededor de $37 millones.

Partirá del sur de Hillsboro Boulevard y seguirá hacia el norte sobre la NW 2 Street y la vía férrera cerca del Hillsboro Canal, para bajar justo al norte de la frontera entre los condados Broward y Palm Beach.

Nadir Rodrigues, administrador de proyectos del Departamento de Transporte de la Florida, dijo que el elevado corregirá un problema de alineamiento de Dixie Highway en ese lugar.

Cuando los conductores que viajan por Dixie Highway llegan a la intersección de la NW 2 Street, tienen que detenerse porque la vía se termina abruptamente, tanto en dirección sur como en dirección norte. Los choferes tienen que viajar entonces en zigzag para alcanzar la otra sección de Dixie Highway.

"Dixie Highway es una trampa entre Hillsboro Boulevard y el Hillsboro Canal'', dijo Rodrigues.

El área de Deerfield Beach donde se construirá el elevado está en apuros económicos, y los funcionarios de la ciudad consideran que el elevado atraerá a viajeros de Boca Raton a los negocios en Hillsboro Boulevard y sus alrededores.

"Les damos las gracias por devolvernos la vida'', dijo Sylvia Poitier, alcaldesa de Deerfield Beach, a los comisionados del condado y la ciudad cuando ellos votaron a favor del elevado el 20 de febrero. "Es un proyecto que revivirá esa sección de la vía. No se trata de una vía aislada, sino de una autopista importante''.

En Miami-Dade, la idea es aliviar la congestión crónica en la NW 25 Street donde los camiones y los vehículos de pasajeros compiten a diario por el derecho de vía. Los camiones usan la calle, que corre de este a oeste, para llevar carga del MIA al Palmetto Expressway o a los almacenes del Doral.

En 2007, el Departamento de Transporte de la Florida comenzó a construir el elevado para camiones sobre la NW 25 Street entre el área de carga del MIA y el Palmetto. Los trabajadores están levantando enormes pilares de apoyo para el elevado en el lado norte de la NW 25 Street.

Se espera que el segmento para camiones en construcción abra en el 2011 a un costo de unos $117 millones.

achardy@MiamiHerald.com

  Comments