Nation & World

Fuego destruye dos apartamentos en Homestead

Un cigarrillo que se dejó sin atender, causó un fuego que destruyó dos apartamentos en un edificio de Homestead poco después de la medianoche de hoy, al tiempo que dejaba a dos familias sin hogar, dijo el teniente Arnold Piedrahita Jr., portavoz del Departamento de Bomberos de Miami-Dade.

Aunque nadie resultó lesionado, el incendio acabó con las dos casas y dañó a otras cuatro, apuntó el portavoz.

Piedrahita Jr. dijo que 40 bomberos acudieron a la llamada para combatir el siniestro, que se localizó en el 260 NE 10 Street, en Homestead. Cuando los bomberos llegaron, se encontraron con espeso humo y enormes llamas que salían de las ventanas de los dormitorios y de un balcón del segundo piso del complejo de unidades.

Los bomberos buscaron víctimas dentro del edificio, pero no hallaron a nadie, ya que todo el que se vio en peligro pudo escapar y ponerse a salvo, dijo Piedrahita. En unos 10 minutos, ya el fuego estaba controlado y extinguido, pero seis familias se quedaron sin casa.

Las cuatro familias que vivían dentro de las cuatro unidades moderadamente dañadas fueron relocalizadas en unidades del edificio vacías. Las otras dos familias, cuyas dos casas sufrieron la peor parte, están siendo ayudadas por la Cruz Roja, expresó Piedrahita.

Según conclusiones preliminares de los investigadores de incendio, fue un cigarillo que se dejó abandonado lo que provocó el incendio.

La alarma que se activó poco después que el incendio comenzara despertó a Brian Judge, que vive en el primer piso del complejo de apartamentos. Judge dijo que salió y habló con varios vecinos que mencionaron las palabras “humo” y “fuego”. Después llegó hasta un apartamento en el segundo piso y vio que salía humo por debajo de la puerta.

“Toqué el picaporte y lo sentí un poco caliente. Cuando abrí la puerta, salió una enorme cantidad de humo”, dijo.

Judge dijo que después que el fuego fue sofocado, una de las familias que se quedaron sin hogar le pidió que le cuidara su gato de un año, Mr. Nibbles.

  Comments