Nation & World

Se suicida el asesino de mujer en Wal-Mart de Florida City

Un hombre entró el miércoles por la mañana en un Wal-Mart de Florida City, disparó sobre una mujer --probablemente un antigua relación-- y luego se suicidó, según dijeron la policía y la hermana del difunto.

La policía de Florida City y los bomberos del condado acudieron rápidamente al Wal-Mart y encontraron a Shenel Gibbs con heridas de bala, según relataron amigos de la mujer, que corrieron a la tienda al saber del tiroteo.

"Estamos rezando para que sobreviva'', dijo Evelina Mosley.

La policía de Miami-Dade confirmó que la mujer --a la que no quisieron identificar-- fue llevada en helicóptero al hospital en situación crítica.

La policía dijo que el agresor huyó de la tienda y se suicidó en el 10900 SW de la 222 Terrace. No identificaron al individuo pero se informó que había sido transportado en helicóptero al mismo hospital.

La hermana del individuo, Pam McInnis, dijo que detectives le habían dicho el miércoles por la tarde que su hermano, George Sheppard, estaba muerto.

Rebeca Pérez, portavoz de la policía de Mimai-Dade, dijo que el hombre y la empleada de Wal-Mart se conocían.

"Estaban relacionados de alguna forma'', dijo. "Aparentemente, él sabía que ella estaría allí [en la tienda]''.

Ambos discutieron dentro de la tienda antes del tiroteo, dijo.

Anna Taylor, una portavoz de Wal--Mart, refirió las preguntas a la policía.

"Podemos confirmar que se produjo un incidente en nuestra tienda de Florida City. En estos momentos la tienda está cerrada'', señaló. "Estamos cooperando plenamente con la investigación''.

El tiroteo sorprendió a los clientes, que reportaron haber oído gritos y varios disparos sobre las 10 a.m.

Ron Teke, de 58 años, estaba dentro con su esposa cuando escuchó unos siete disparos.

"Vi a una empleada'', dijo, "tenía terror en los ojos. Sabía que teníamos que salir. Busqué un lugar donde escondernos, pero desistí y eché a correr''.

Bridgett Dean, de 25 años, estaba en el departamento de electrónica cuando oyó gritar a un hombre, seguido por disparos. Dijo que ella y alrededor de una decena de personas se agruparon. ‘‘Un sentimiento de verdadero terror'', dijo. "Estábamos todos agrupados, juntos, esperando que pasara aquello''.

Un empleado les dijo que corrieran a la parte de atrás de la tienda, donde habían unos 50 clientes y empleados reunidos.

Tras el tiroteo, la policía acordonó el parqueo de la tienda con una cinta amarilla. Los empleados se reunieron fuera, en un restaurante Golden Corral cercano.

En el barrio donde Seppard se suicidó, Shenitha Wilson, de 44 años, dijo haberlo conocido desde que era un bebé. Habían vivido en el mismo complejo.

"Nunca supe que quisiera hacerle daño a nadie.... Era una persona muy feliz'', dijo. "Es muy triste lo que ha pasado. Nos toca muy de cerca'', agregó.

jlebovich@MiamiHerald.com

  Comments