Nation & World

Cuba puede evitar éxodo, dice informe de EEUU

Aunque el gobierno de Raúl Castro enfrenta serios retos para aliviar el descontento de la población en medio graves dificultades económicas, mantiene suficiente control como para impedir un éxodo masivo, consideró un informe oficial de la inteligencia estadounidense.

"La trayectoria desde que tomó formalmente el poder en febrero del 2008 indica que su principal objetivo en el año en curso será hacer más eficiente la disfuncional economía socialista. Sin embargo, su tarea se ha hecho más difícil ante los cuantiosos daños provocados en la infraestructura del país y en el ya débil sector agrícola por tres sucesivos huracanes el pasado año'', indicó el Informe Anual de Inteligencia divulgado esta semana en Washington.

El documento señala que la crisis global redundará en un lento crecimiento de la economía cubana, disminuyendo las opciones del régimen para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

El gobierno cubano se vio obligado a desembolsar unos $2,600 millones el pasado año para la compra de alimentos. El devastador paso de los huracanes por zonas del occidente y oriente de la isla dañó más del 30 por ciento de los cultivos y causó perdidas estimadas en los $10,000 millones.

Pero los analistas estadounidenses opinan que la "inmediata y competente respuesta'' del gobierno frente a los huracanes Gustave, Ike y Paloma, "destaca la efectividad de los controles del régimen e indica que se mantiene en capacidad de prevenir un éxodo masivo espontáneo''.

"Estimamos que por lo menos el flujo anual de inmigrantes cubanos hacia Estados Unidos se mantendrá en altos niveles de 35,000 inmigrantes legales e ilegales anualmente, similares a los que han prevalecido en los últimos años''.

Las estadísticas del Departamento de Seguridad Interna (DHS) señalan que durante el pasado año fiscal un total de 11,146 cubanos llegaron al país por puntos de la frontera con México y Canadá, mientras que otros 2,915 arribaron a las costas de la Florida, la mayoría mediante operaciones de contrabando humano.

Estas cifras se suman a otros 20,000 cubanos que anualmente se asientan legalmente en Estados Unidos, gracias a los acuerdos migratorios de 1995.

El reporte de 45 páginas --elaborado por la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI)-- fue presentado esta semana en una audiencia ante el Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Diferentes agencias de la comunidad de inteligencia, incluyendo la CIA, se encargan de proveer la información para evaluar e identificar potenciales amenazas para la seguridad nacional, entre ellos los grupos extremistas islámicos, el programa nuclear iraní, el narcotráfico, la capacidad militar a nivel internacional, y la situación en algunos países del hemisferio.

El reporte evidencia mayor preocupación por el caso de Venezuela, y menciona incluso los vínculos crecientes del gobierno de Hugo Chávez con Irán, así como el apoyo financiero brindado desde territorio venezolano al grupo terrorista sirio Hizballah.

El pasado 12 de enero durante la audiencia congresional para confirmar su nominación, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, anticipó "una revisión de la política hacia Cuba'' en respuesta a cuestionamientos sobre la posibilidad de excluir al país caribeño de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Esta semana, un informe de la Institución Brookings --con sede en Washington-- recomendó ‘‘revisar la evidencia para determinar si Cuba debe continuar en la lista de Estados terroristas''.

El documento del DNI considera "casi seguro que Cuba continúe activa y secretamente aconsejando y respaldando a gobiernos autoritarios y populistas en América Latina, así como también socavando la influencia estadounidense en la región''.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments