Nation & World

Gigante mediático despide a 300 empleados

Ahogado en una deuda de $10,800 millones y abatido por el desplome del mercado de publicidad, el gigante mediático Univisión Communications despidió el viernes a 300 empleados a escala nacional, equivalente al 6 por ciento de la fuerza laboral del conglomerado.

Como parte de la ola de despidos, algunos rostros reconocidos del canal 23 en el sur de la Florida --como el presentador Iván Donoso, la reportera política Bernadette Pardo, y la comentarista deportiva Verónica Paysse-- desaparecerán de la pantalla del canal, dijeron fuentes de la compañía a El Nuevo Herald.

La noticia se esparció anoche como un reguero pólvora en los medios de comunicación hispanos de Miami, y circularon reportes no confirmados de que a algunas veteranas personalidades del canal 23 no les renovarán sus contratos en el 2010.

Pardo continuará como presentadora de su programa de radio en WQBA 1140 AM, que forma parte de la cadena Univisión Radio. Pero su copresentador, José Alfonso Almora, fue despedido del programa, aunque permanecerá dentro del noticiero de televisión.

En un comunicado, Univisión dijo que la reducción de personal "nos volverá más eficientes a corto plazo y nos dejarán mejor posicionados para crecer a largo plazo''.

En los estudios de la cadena Univisión en Doral, a Fernando Arau, presentador de Despierta América, lo sacarán del aire. La cadena, además, eliminó por completo la edición de fin de semana de Primer Impacto.

Los despidos alcanzaron a las tres cadenas de la compañía --Univisión, Telefutura y Galavisión-- y sus estaciones de televisión, así como Univisión Radio y su portal de internet univision.com.

"Dados los continuos desafíos económicos que enfrenta el país, y la presión que estos han causado en los negocios que dependen de la publicidad, Univisión ha estado trabajando agresivamente para ajustar su estructura de costos a la situación actual'', dijo una vocera del gigante mediático.

La compañía rehusó precisar el número de despidos en el mercado del sur de la Florida, donde el canal 23 encara cada vez más competencia de los canales locales en español.

En meses recientes, Univisión sigilosamente recortó sus esferas ejecutivas. El mes pasado, la jefa de mercadeo Maryam Banikarim renunció, y su cargo no será ocupado más.

El conglomerado hispano de medios encara pagos por su deuda de $10,800 millones, gran parte acumulada en el 2006 durante su adquisición por parte de un consorcio de inversión entre los que se encontraba el multimillonario Haim Saban.

"Otras medidas tendrán que tomarse'', alertó el jefe ejecutivo Joe Uva en una carta reciente a los empleados. "Con esa meta, las opciones están siendo exploradas y analizadas rigurosamente''.

dshoer@elnuevoherald.com

  Comments