Nation & World

El "blackjack'' parece ir ganándole la partida al jugador compulsivo

El estreno del blackjack legal en la Florida, el año pasado, fue todo cf,nmli glamour cf,nml y elegancia. El casino Hard Rock de la Tribu Seminola, cerca de Hollywood, estaba repleto de celebridades, como Carmen Electra vistiendo un luminoso vestido azul.

Pero un número cada vez mayor de gente que ha estado llamando al teléfono especial de ayuda para jugadores ha visto sus vidas arruinadas por ese juego de cartas. Hace sólo un año, el póker era el vicio principal de los adictos a los juegos de cartas.

Después de poco más de siete meses, el blackjack está casi al parejo con el póker en llamadas de ayuda hechas por adictos al juego.

Y cuando los floridanos promedio, afectados por el declive económico, recurren al juego, no van a recibir los impuestos que el estado tiene garantizados en esos casos. Según Pat Fowler, jefa del Concilio de Juego Compulsivo del estado, a veces lo que encuentran es el desastre.

Algunos de los que llaman en busca de ayuda, agrega, "pensaron que podían ganar suficiente dinero para pagar sus hipotecas o su alquiler; pensaron en la posibilidad de solucionar sus problemas. Claro que eso no tiene sentido. Todo el mundo debe saber que [en los juegos de cartas] uno tiene más posibilidades de perder que de ganar''.

En enero, el 43 por ciento de los jugadores de cartas que buscaban ayuda para su adicción citó el blackjack. Un año antes, sólo el nueve por ciento se identificaron como jugadores de blackjack. El resto mencionaba el póker como la causa de su problema.

En general, las llamadas a la línea estatal de ayuda (888-ADMIT-IT) están aumentando constantemente. Las 275 llamadas de enero representan aproximadamente 16 por ciento más que un año antes. Y más de la mitad del total de las llamadas en busca de ayuda se originan en el sur de la Florida, el eje de la industria de casinos del estado.

"¿Acaso hay que pensar que el advenimiento de más juegos crea un mayor porcentaje de problemas de adicción a éstos? Sin duda'', dijo Rick Benson, director de Algamus Recovery Centers, que trata a jugadores enviciados en locales situados en el Condado Palm Beach y en Prescott, Arizona.

A petición del Miami Herald, el Concilio de Juegos Compulsivos de la Florida, que opera la línea telefónica de ayuda, suministró un perfil de quienes llamaron a la línea especial durante los últimos dos años.

Las cifras muestran que las máquinas tragamonedas son las más reportadas, aunque los juegos de cartas están ganando terreno. El porcentaje de personas que llamó culpando a los juegos de cartas de sus problemas aumentó de 21 por ciento en los primeros seis meses a 34 por ciento en el siguiente período. Los que se autoidentificaron como jugadores de máquinas tragamonedas bajaron de 50 a 44 por ciento.

Otras estadísticas, algunas inquietantes, se mantuvieron más o menos igual. Poco más de 60 por ciento de quienes llamaron eran hombres, y la deuda promedio reportada fluctúa entre $54,000 y $60,000. Alrededor de una tercera parte de los que llamaron dijo haber cometido alguna especie de delito como fraude, estafa o hurto.

Molly, una integrante de Gamblers Anonymous que dice haberse mantenido alejada de los casinos durante ya casi 12 años, dice que el estímulo que sentía cuando se dirigía a las máquinas era "mejor que el sexo'', hasta que vio que estaba robándole a su propio hijo.

"La vergüenza y la culpabilidad que sentí no valía la pena para nada'', dijo.

John Fontana, presidente del casino de los seminolas en Tampa, también está muy involucrado en el problema de la adicción al juego: es miembro de la directiva del Concilio de Juego Compulsivo del estado.

Fontana dijo que la intensificación de la publicidad de la línea telefónica debe recibir algún crédito por el aumento de llamadas, pero no discute que a medida que el juego en la Florida se haga más accesible y más personas empiecen a jugar, habrá más personas para las cuales la adicción se convertirá en un problema.

  Comments