Nation & World

A prisión hombre que decía ser médico certificado

Un hombre acusado de hacerse pasar por médico certificado por el estado de la Florida y que realizó un sinfín de cirugías cosméticas fue sentenciado el viernes a 90 días de prisión en una cárcel de Broward por no tener una licencia médica del estado.

Pero el castigo no es suficiente, dijeron las víctimas de Gregorio Nosovsky, que trabajó en el centro de cirugía cosmética en Weston en el 2004.

"Dr. Greg'', como los pacientes lo conocían, a menudo se encargaba de consultar a los pacientes y de llevar a cabo exámenes a los clientes que llegaban al centro con el fin de mejorar su apariencia. En la actualidad, el centro lo dirige Isaac, el hermano mayor de Gregorio, que es médico con una licencia estatal.

Sin embargo, Gregorio Nosovsky, de 62 años, cruzó la línea cuando comenzó a preparar a los pacientes para cirugía y a recetar medicamentos para combatir los dolores postcirugía, dijeron los fiscales.

"Es un monstruo'', dijo Katiuscia Edme, de 31 años, que acudió a la consulta de Nosovsky para hacerse unos implantes para aumentar el tamaño de sus senos el Día de San Valentín en el 2004. "Desde que tenía 15 años estaba ahorrando para mi cirugía. Fui a Weston a ver un médico, no un carnicero''.

Unas 39 mujeres afirman haber tenido complicaciones por cirugías que realizó Nosovsky, pero los fiscales admitieron que sería difícil demostrar la culpabilidad de un caso en que el acusado era la persona que manejaba el bisturí.

La mayoría de las mujeres estaban anestesiadas durante las operaciones.

Cinco de las mujeres testificaron en la corte y todas hablaron de cómo Nosovsky fingió que era médico certificado, incluso las acompañaba a las salas de operación poco antes de las cirugías.

"Se comportó como un animal'', dijo Marta González, que perdió parte de un seno durante un procedimiento que según afirma le fue practicado por Gregorio Nosovsky. ‘‘Tengo pesadillas terribles. Me ha dejado un hueco en el pecho''.

El mes pasado, Nosovsky se declaró culpable de practicar medicina sin una licencia médica, un delito de tercer grado que conlleva una sentencia de cinco años de cárcel de ser hallado culpable.

Nosovsky no reportará a la cárcel hasta el lunes, y también deberá cumplir cinco años de libertad provisional, y no podrá trabajar en una instalación médica otra vez, ordenó el juez Joel Lazarus.

Nosovsky, que tiene una licencia médica de México, le pidió disculpas a los pacientes a quienes les hizo creer que podía trabajar como médico en la Florida.

"Nunca fue mi intención engañar a nadie sobre quién soy ni las calificaciones que tengo'', dijo.

Muchas de las víctimas en el caso supieron de los hermanos Nosovsky a través de anuncios de televisión y sus apariciones en estaciones locales en español. Con frecuencia, Gregorio Nosovsky era presentado como médico.

Isaac Nosovsky fue hallado culpable en el 2006 de fraude federal al Medicare por facturar al sistema infusiones caras para tratar el HIV/sida que en muy raras ocasiones ayudaron realmenete a pacientes que padecen de VIH/sida.

Según el encausamiento federal, cada inyección cuesta entre $7,000 y $10,675.

Nosovsky fue sentenciado a 65 meses de cárcel.

Algunos querían la misma severa sentencia para Gregorio Nosovsky.

"Destruyó mi seno. Es un criminal y se merece cumplir más tiempo'', dijo González, que dejó el tribunal bañada en lágrimas y con fotografías de la cirugía. "Es un idiota y un farsante''.

twright@MiamiHerald.com

  Comments