Nation & World

Bachelet se reúne con Fidel Castro en maratónica jornada

La presidenta chilena Michelle Bachelet cumplió una maratónica jornada este jueves cuando se entrevistó con el líder cubano Fidel Castro, dictó una conferencia magistral a favor del comercio entre ambos países, abogó por el fin de embargo estadounidense a la isla e inauguró la Feria Internacional del Libro de La Habana con un discurso crítico de la represión cultural que se vivió en Chile en época de la dictadura militar.

El encuentro con el convaleciente Fidel Castro --esperado pero no previsto en la agenda oficial-- ocurrió alrededor de las 11:30 a.m. y se extendió por espacio de hora y media, según develó la propia Bachelet a periodistas poco antes de ingresar al Aula Magna de la Universidad de La Habana para dictar una conferencia sobre el desarrollo económico en su país.

"El [Fidel Castro] está en muy buenas condiciones; hemos conversado largo'', dijo Bachelet sobre el encuentro con el ex gobernante, de 82 años, alejado del poder desde julio de 2006 por una enfermedad intestinal que fue considerada "secreto de Estado''.

La presidenta chilena aseguró que lo vio "muy bien, muy ágil, siempre activo, conociendo tanto dato que una se impresiona porque conoce los detalles más importantes'', y calificó la entrevista de "muy grata, muy importante y de muy alto nivel''.

"Como siempre, [Castro está] muy interesado en los temas de Chile, manejando mucha información, estadística, interesado por conocer el desempeño en áreas en las cuales hemos sido muy exitosos'', agregó.

Bachelet y Castro conversaron sobre las relaciones comerciales, la crisis internacional y sus implicaciones para la región, así como del modelo de desarrollo chileno.

"Creo que [el diálogo] ha sido muy positivo para dar a conocer cómo vemos las cosas en Chile y también para escuchar las reflexiones y las opiniones de Fidel Castro'', afirmó Bachelet, quien acudió la cita con el jefe de la revolución en compañía del presidente cubano, Raúl Castro.

El hermano de Fidel Castro la recogió poco antes del mediodía de manera "inesperada'', según dijeron fuentes de la delegación chilena, y la llevó al lugar secreto donde convalece el anciano enfermo.

Bachelet dictó posteriormente una conferencia, en presencia del presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, y del vicepresidente del Consejo de Estado Esteban Lazo, en la que destacó la ‘‘tremenda oportunidad'' para que Cuba y Chile sigan avanzando en la cooperación tras la firma el miércoles de varios acuerdos.

Los documentos firmados son convenios marco para su posterior desarrollo en áreas como la agricultura, el desarrollo forestal, la pesca y la salud.

La presidenta chilena comenzó la jornada con el reclamo de más comercio bilateral y la condena del embargo económico de Estados Unidos a la isla, en la inauguración de un seminario con empresarios de los dos países.

"Cuba y Chile tenemos mucho por hacer para proteger a nuestros pueblos ante la crisis y una de las herramientas eficaces que podemos utilizar es ampliar y profundizar nuestro comercio y nuestra relación económica bilateral'', indicó.

Subrayó que la inversión directa chilena en Cuba asciende a unos $40 millones en sectores como el turismo, el transporte aéreo, la energía y la industria alimenticia, y es resultado del esfuerzo de un grupo de empresarios "que está muy interesado en nuevas oportunidades de negocio'' en la isla.

En la noche, Bachelet recordó los efectos sobre la cultura que tuvo la represión de la dictadura militar en su patria, en la inauguración de la XVIII Feria Internacional del Libro de La Habana, que está dedicada a Chile.

"Quisiera reconocer este honor que nos ha conferido al invitarnos como un país principal'', dijo Bachelet en presencia de Raúl Castro y una amplia representación del gobierno de la isla.

Rememoró el proceso cultural chileno "truncado brutalmente'' por la dictadura militar en 1973 y afirmó que "revertir el silencio brutal sobre las ideas, sobre la creatividad, no fue fácil''.

"Creo que a Chile todavía le faltan algunos años para asumir desde la creación, la palabra, la escena, el cine, el tremendo quiebre que significaron 17 años de autoritarismo y el camino que luego hemos construido para reencontrarnos con nuestra identidad, diversa por un lado y plural por el otro'', comentó.

En el público estaban sentados varios escritores reivindicados tras años de censura y ostracismo, entre ellos Antón Arrufat, Pablo Armando Fernández y Miguel Barnet, actual presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Pero la presidenta, criticada por darles la espalda a los disidentes dentro de la isla, no hizo la más mínima alusión crítica a la situación pasada o presente de la isla.

Bachelet, primera presidenta chilena en visitar la isla desde Salvador Allende en 1972, invitó a los cubanos a "apreciar y sentir'' a su país con la propuesta cultural que trae a la feria.

El evento, que se extenderá hasta el 22 de febrero, presenta en esta edición más de 580 títulos y tiene a España y México como países con más participación, después de Chile, que trajo a La Habana 46 editoriales y una delegación cultural de 108 editores, escritores, artistas y músicos.

Por Chile, la lista de asistentes incluye a los Premios Nacionales de Literatura José Miguel Varas y Raúl Zurita, y a los escritores Poli Délano, Diamela Eltit, Faride Zerán, Pedro Lemebel, Hernán Rivera Letelier, Carmen Berenguer, Reynaldo Lacámara, Elicura Chihuailaf y Marco Antonio de La Parra, entre otros.

Medios internacionales han criticado la ausencia de textos de escritores chilenos como José Donoso (fallecido en 1996), Jorge Edwards (Premio Cervantes 1999) y Roberto Ampuero, estos dos últimos duros críticos del régimen de La Habana.

Según medios chilenos, el gran ausente será el poeta Nicanor Parra, de 95 años, que declinó la invitación de Cuba tanto por razones de salud como por motivos políticos.

Hace 40 años la Casa de las Américas de La Habana condenó públicamente a Parra por reunirse en Washington con la esposa del entonces presidente de Estados Unidos, Richard Nixon.

Como parte de los honores al país invitado, Cuba ha reeditado obras de Pablo Neruda, María Luisa Bombal, Pablo de Rokha, Gabriela Mistral, Volodia Teltelboim y Violeta Parra.

En cuanto al comercio bilateral, Bachelet opinó el jueves que los más de $70 millones de intercambio comercial bilateral en 2008 son un "monto muy modesto'' y enfatizó las posibilidades para que Cuba aumente sus exportaciones al país suramericano y Chile pueda incrementar su presencia en otros sectores económicos de la isla.

Reclamó además el final del embargo estadounidense a Cuba, que, dijo, "afecta seriamente las condiciones de vida del pueblo cubano siempre y, en particular, en la crisis actual''.

"Chile siempre se ha opuesto a la prolongación de prácticas discriminatorias de comercio y esta postura chilena permanente hoy adquiere una urgencia particular cuando estamos enfrentados a la crisis internacional financiera y económica'', añadió.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments