Nation & World

Michelle Bachelet se reúne con Raúl Castro

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se reunió el miércoles con su homólogo cubano, el general Raúl Castro, mientras versiones extraoficiales adelantaban ya una reunión con el ex gobernante retirado Fidel Castro al final de su visita de 72 horas a la isla.

Raúl Castro recibió a Bachelet en el Palacio de la Revolución, donde funcionarios de ambos países suscribieron en la tarde los convenios, en un acto al que no tuvo acceso la prensa internacional, al igual que a buena parte de las actividades que desarrolla la mandataria.

En tanto, el diario chileno La Tercera aseguró la víspera que Bachelet se reunirá con Fidel Castro el próximo viernes, en el último día de su visita de Estado.

El periódico, que cita a fuentes de la delegación presidencial, asegura que el encuentro tendrá lugar en la tarde del día 13, después del almuerzo que la mandataria chilena compartirá con Raúl Castro.

La reunión será a solas y se llevará a cabo en el lugar donde Fidel Castro se encuentra convaleciente de una enfermedad que le obligó a ceder la presidencia a su hermano menor Raúl y no ha sido visto en público desde julio de 2006.

La presidenta chilena recibió la confirmación de esta cita el domingo pasado, un día antes de su partida de Santiago con destino a Honduras, primera escala del viaje que la ha llevado a Cuba, donde la mandataria llegó a última hora del martes.

La primera jornada de Bachelet en Cuba comenzó el miércoles con una ofrenda floral en el monumento a José Martí y continuó con una visita al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) acompañada por el ministro cubano de Salud, José Ramón Balaguer, y por el canciller, Felipe Pérez Roque.

Después asistió a la firma de un memorándum de entendimiento sobre colaboración biotecnológica con Cuba.

La jefa de Estado señaló, en una intervención difundida por la televisión cubana, que el acuerdo "tiene que ver con la posibilidad en el futuro de cooperar'' con transferencia tecnológica, estudios conjuntos y poder tener un trabajo que les permita salir adelante con temas de salud.

Según precisó, el próximo paso será que "una delegación de expertos'' cubanos visite su país y trabaje con especialistas chilenos en la identificación de "áreas concretas y de interés'' para ‘‘avanzar rápidamente en esta línea''.

Bachelet asistió además a la inauguración de una exposición en la Casa de las Américas de la artista chilena Matilde Pérez, que estará abierta hasta marzo con 30 piezas gráficas y esculturas.

La exhibición forma parte del llamado Año Cinético de Casa de las Américas, una iniciativa plástica de esa institución para celebrar sus 50 años.

La agenda terminó con una entrevista con el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana.

Disidentes cubanos lamentaron la decisión de Bachelet de no recibirlos durante la visita y dijeron que esperaban algo diferente por su "historia'' personal de perseguida por una dictadura.

El economista Oscar Espinosa "Chepe'' calificó de "muy lamentable'' e "inconsecuente'' la decisión de la mandataria de "no reunirse con personas que están sufriendo ahora lo que ella sufrió'' durante la dictadura de Augusto Pinochet.

"Es una persona que tiene mucho prestigio en Cuba dentro de la disidencia. Estuvo presa ella misma, torturada por el pinochetismo, su padre fue asesinado y realmente goza de mucho prestigio'', dijo Espinosa.

El dirigente del grupo opositor Agenda para la Transición Vladimiro Roca declaró que la postura de "indiferencia'' de Bachelet ante la disidencia interna "significa una claudicación'' y es algo "inesperado'' con "los antecedentes de defensa de los derechos humanos que ha tenido''.

"Es una persona que sufrió los efectos de una dictadura, perdió a su padre, sufrió cárcel y tortura y estuvo bajo un régimen opresivo. La historia de ella es la que nos hace sentirnos defraudados porque con esa historia esperábamos más solidaridad'', señaló Roca.

El gobierno chileno dejó en claro hace semanas que la gobernante no tiene previsto reunirse con los disidentes, argumentando que durante una visita de Estado debe atenerse al protocolo dispuesto por los anfitriones.

Bachelet inaugurará este jueves la XVIII Feria Internacional del Libro de La Habana, dedicada a su país.

También tiene previsto asistir a un seminario bilateral económico y comercial y colocar una ofrenda floral ante el monumento a Salvador Allende, último presidente chileno que visitó Cuba, hace 37 años.

Además, dictará una conferencia magistral en la Universidad de La Habana sobre desarrollo social en su país.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments