Nation & World

Récord histórico en las ventas de EEUU a Cuba

Las ventas de alimentos de Estados Unidos a Cuba alcanzaron $710 millones durante el 2008, una cifra sin precedentes desde que el Congreso autorizó las transacciones comerciales con la isla hace ocho años.

El monto invertido por el gobierno cubano representa un incremento de 61 por ciento en comparación con el 2007, cuando la firma estatal Alimport estableció un récord de compras a las empresas estadounidenses de $437.5 millones.

Las estadísticas reveladas el miércoles por el Consejo Económico y Comercial EEUU-Cuba (USTEC), con sede en Nueva York, muestran que sólo en el último trimestre del año pasado Cuba desembolsó $173.5 millones para adquirir productos agrícolas en el mercado estadounidense. Entre enero y septiembre, el balance de las operaciones registradas ya había hecho historia, superando los $536 millones.

Aunque el espectacular salto en valor de exportaciones estadounidenses parece determinado por el alza del precio de los productos en el mercado internacional y el encarecimiento de los fletes marítimos, las cifras del USTEC apuntan también a un incremento notable en el volumen de compras en medio de dificultades agravadas por el paso de tres devastadores huracanes, que arrasaron con buena parte de las cosechas y las reservas alimentarias del país.

El 85 por ciento de la canasta familiar cubana proviene de las importaciones.

"El incremento mayor ha sido en los precios, pero también aumentó la cantidad de productos adquiridos'', explicó John S. Kavulich, consejero principal del USTEC. "Definitivamente sí, Cuba gastó más, pero también recibió más alimentos''.

Los principales productos adquiridos fueron maíz --que representó el 27 por ciento de las compras--, trigo, cuartos de pollo congelados, soya, pasteles de soya y aceite de soya.

El informe anual del USTEC --entidad independiente-- se basa en los reportes oficiales de los departamentos de Agricultura y Comercio, así como en los registros de compañías exportadoras, pero no incluye los costos añadidos de transporte, recargos bancarios y otros gastos derivados de los envíos mercantiles a la isla. Cuba dice que sus estadísticas abarcan los cargos asociados con el traslado de los cargamentos, pero no entrega documentos verificables para sustentarlo.

Alimport pronosticó que en el 2008 gastaría unos $2,500 millones en la compra de productos agroalimentarios, casi un tercio más de lo previsto, para asegurar las mismas provisiones que en el período precedente. Estados Unidos es el principal proveedor de alimentos a la isla.

En un discurso ante la Asamblea Nacional (Parlamento) en diciembre pasado, el gobernante Raúl Castro dijo que en el 2008 Cuba tuvo que pagar en alimentos $907 millones más que en el 2007 y mencionó que de esa cifra unos $840 millones se debieron al aumento de precios.

"Nuestro elemental deber es ajustar los gastos en divisas a los volúmenes que estamos en condiciones de ingresar'', dijo entonces Raúl Castro, quien exhortó al sector productivo a ganar la batalla de la sustitución de importaciones.

De cualquier manera, las estadísticas divulgadas por el USTEC colocan a Cuba en el lugar 29 de la lista de países con mayor volumen de importaciones de productos agrícolas de Estados Unidos.

Y el año en curso pudiera ser determinante para potenciar un alza del comercio hacia la isla, al calor de las expectativas de flexibilización de la política de embargo tras la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, apoyado por un Congreso de mayoría demócrata.

Por lo pronto, el primer cargamento rumbo a la isla, con 5,000 toneladas de frijoles bayos, ya arribó a Santiago de Cuba a finales de enero. Salió del puerto de Corpus Christi, Texas, y correspondió a la firma West Star Foods, que tiene previsto entregar a Alimport otras 15,000 toneladas de frijoles durante el presente año.

Texas se ha convertido en un enclave primordial para los negocios con Cuba. Las autoridades texanas están promoviendo activamente la expansión del comercio con el país vecino, luego de que el año pasado una delegación estatal viajara a la isla.

El comisionado de Agricultura de Texas, Todd Staples, presidió la delegación integrada por empresarios agrícolas, ganaderos y autoridades portuarias, convirtiéndose en el primer funcionario estatal electo que visitó Cuba en los últimos 45 años. Staples escribió en enero una carta a Obama solicitándole que permita la restauración del comercio con Cuba para beneficiar tanto a Texas como las necesidades alimentarias de la población de la isla.

"Sé que la política hacia Cuba encara retos enormes y por eso le pedimos a usted que actúe con determinación para restablecer fuertes lazos diplomáticos y permitir acuerdos para comerciar libremente con nuestros vecinos cubanos'', escribió Staples en la misiva enviada al Presidente.

Entre el 29 y 30 de enero la Universidad de Texas en Austin auspició un simposio dedicado a explorar las posibilidades económicas, comerciales y financieras de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba en un futuro cercano.

Pero no sólo de Texas proviene la avalancha de peticiones a Obama para flexibilizar el comercio con Cuba y levantar las restricciones del Departamento del Tesoro para los pagos cubanos por cargamentos, decretadas en febrero del 2005.

Empresarios, agricultores y entidades gremiales de otros estados creen que Obama representa la oportunidad dorada para debilitar el embargo, que impide la comercialización libre de productos y el otorgamiento de créditos a Cuba desde 1962.

Entre las iniciativas más recientes figuran:

* La Asociación Nacional de Productores de Maíz, con el respaldo de otros productores agrícolas, procesadores de alimentos y exportadores, envió en enero a Obama una petición exhortándolo a reanudar las relaciones económicas y comerciales con Cuba, así como a levantar la prohibición de los viajes turísticos a la isla.

* La Federación de Productores de Arroz de Estados Unidos pidió a Obama a comienzos de este mes que restaure completamente el comercio con Cuba. "Las estrellas están finalmente alineadas en favor de Cuba'', dijo Betsy Ward, presidenta de esa asociación.

* Esta semana el Departamento de Agricultura de Dakota del Sur anunció que enviará una delegación oficial a la Feria Internacional de La Habana el próximo noviembre, y pidió a Washington el levantamiento de las restricciones que impiden un flujo comercial más directo con la isla.

El 19 de marzo el Hotel Intercontinental de Miami será sede de la Conferencia y Exposición de Comercio con Cuba, en la cual empresarios, académicos y expertos discutirán las alternativas futuras de comercio, turismo e inversiones en la isla.

  Comments