Nation & World

Distrito cobra a orquesta por servicio gratuito

A veces no hay suficientes lápices en la escuela Little River. Tampoco hay computadoras para todos y la comida sabe rancia, además de que los niños no tienen un sitio para jugar.

Pero los lunes a las 3:30 p.m en el aula 203 de la escuela en el Pequeño Haití abundan los violines, las tumbadoras y los bongós.

El grupo American Children's Orchestras for Peace suministra los instrumentos e imparte lecciones de música gratis, en siete escuelas públicas de barrios marginados como Overtown, Allapattah y La Pequeña Habana.

Los alumnos, en su mayoría hijos de inmigrantes haitianos, aprendían este lunes a tocar La Filo, una canción en creole. "Un día quiero llegar a ser músico'', dijo Alan Joseph, de 11 años, sosteniendo el violín.

Ese día podría no llegar. Children's for Peace planea retirarse pronto de Little River. La razón: el Sistema Escolar del Condado Miami-Dade le está cobrando a la orquesta un alquiler anual de $30,600 por el uso del aula.

Los drásticos recortes presupuestarios a la educación han forzado al sistema escolar a buscar otras fuentes de ingreso. Sin embargo, es una vergüenza que cobren a este programa por el salón, cuando los niños no pagan un centavo por las clases. Especialmente, porque sus familias jamás podrían costear una academia privada y los niños se quedarían sin conocer su potencial artístico.

Children's for Peace, cuya misión es utilizar la música como herramienta de cambio social, eliminó sus clases en la primaria Southside, en el downtown, donde le facturaron $17,182, y canceló sus planes de iniciar otro programa en la escuela Shenandoah, porque de entrada el Departamento de Finanzas y Presupuesto del sistema escolar le exigió $15,808.

"Hemos tratado de mil maneras, incluso la congresista Ileana Ros-Lehtinen le escribió al superintendente (Alberto) Carvalho, pero no nos quieren exonerar del pago como en años anteriores'', argumentó Maida Santander, presidenta de la institución sin fines de lucro fundada en el 2001. Desde el 2005, es patrocinada por el Children's Trust y el Departamento de Asuntos Culturales de Miami-Dade.

John Schuster, vocero del sistema escolar, explicó que necesitan cobrar por el uso de las instalaciones pues "nosotros incurrimos en gastos también como el seguro, el aire acondicionado, la luz''.

¿Cobrarle a una orquesta por prestar un servicio didáctico gratuito a los alumnos?

Schuster respondió: "Sabemos las valiosas oportunidades que ofrece la orquesta; y por supuesto que estamos tomando en consideración las solicitudes de exoneración''.

Qué casualidad que seguían "bajo consideración'' cuando llamé el martes, porque la factura #6197 a Children's Peace por arrendar las instalaciones en Southside fue emitida el 19 de junio del 2008, y el programa cerró sus puertas en septiembre, dejando a Steve Murillo, un alumno de tercer grado, con un sentimiento de pérdida.

"Mi hijo estaba emocionado y eso lo ayudó a que sacara mejores calificaciones'', dijo decepcionada su madre, Giselle Molina. "Este año se sintió triste cuando le quitaron esa ilusión''.

Por eso el Sistema Escolar muchas veces es el culpable de perder su credibilidad ante padres como Molina.

El superintendente Carvalho ha prometido que las escuelas van a trabajar junto con la comunidad para enfrentar mejor la crisis económica, pero parece que esa promesa no se aplica a la orquesta infantil.

Es hora de que Carvalho cumpla su palabra.

  Comments