Nation & World

En medio de la crisis FIU premia a sus ejecutivos

En momentos en que la Universidad Internacional de la Florida aumenta la matrícula, reduce el cupo, elimina programas académicos y empleos, el presidente saliente Modesto "Mitch'' Maidique negoció un nuevo contrato para él y premió a sus dos principales ejecutivos con paquetes de retención superiores a los $100,000.

Según los nuevos contratos, ratificados el año pasado por la Junta de Fideicomisarios, Maidique recibirá el mismo salario básico --$478,000-- hasta el 2015.

El paquete de $2.8 millones a seis años le permite a Maidique tomarse un año sabático antes de convertirse el profesor de Administración mejor pagado de la Facultad de Administración y director de un centro de Liderazgo de FIU.

En los últimos cuatro meses antes de anunciar oficialmente su intención de retirarse en noviembre, Maidique también modificó los contratos de su jefe de Finanzas, Vivian Sánchez, y el preboste Ronald Berkman.

Los documentos oficiales muestran que:

* Si el sucesor de Maidique decide reemplazar a Sánchez, tendría derecho a otro cargo en FIU con su salario anual de $334,090 hasta junio del 2012. El paquete de prestaciones a tres años podría vale más de $1 millón.

* Si el sucesor de Maidique decide traer a un nuevo preboste, Berkman recibiría un sabático pagado de un año con su salario anual de $334,560.

Berkman, que ha sido finalista para la presidencia de por lo menos dos universidades en los últimos 12 meses, tabién recibió una bonificación de $3,000, un aumento de salario de $3,000 y otras prestaciones en caso de que tenga que regresar como profesor de Ciencias Políticas.

Maidique explicó en una entrevista las razones de las bonificaciones a Sánchez y Berkman.

Describió A Sánchez, de 43 años y de Westchester, como una "superestrella'' del sector privado cuyo liderazgo en las finanzas universitarias son críticas en momentos que la universidad implementa otra ronda de reducción de presupuesto en el próximo período de sesiones de la Legislatura.

Sánchez fue vicepresidente de Visa Latin America y especialista en reestructuración de empresas extranjeras abrumadas antes de comenzar a trabajar en FIU en calidad de asesora en el 2004.

Su poder y cartera administrativa han aumentado significativamente desde que la contrataron como directora de finanzas en el 2006.

Sánchez ha jugado un papel clave en la planeación de la nueva Facultad de Medicina, que se inaugurará en agosto, y en asesorar al presidente de la Junta de Fideicomisarios, David Parker, en la búsqueda nacional para reemplazar a Maidique.

Maidique dijo que su decisión de dar a Sánchez tres años de seguridad laboral con su salario actual está directamente vinculado al plan estratégico que ella ejecutó, que eliminó 23 programas académicos, 220 empleos para compensar un déficit de presupuesto de $26 millones.

"A todas partes que voy la quieren contratar'', dijo Maidique. "Mantenerla durante los tres años del proceso presupuestario era esencial. Sería un golpe mortal si la perdemos''.

Las prestaciones financieras garantizadas no son inusuales en el gobierno, que con frecuencia se eliminan antes que un ejecutivo ocupe un cargo en una municipalidad políticamente volátil, donde el administrador sirve a los líderes electos.

Pero Paul Fain, que le sigue la pista a la compensación de ejecutivos en The Chronicle of Higher Education, dijo que no había escuchado de ningún alto ejecutivo universitario que recibiera una paquete de compensación por despido o retención a tres años como el de Sánchez.

"Es poco común'', dijo Fain. "Es posible que haya más, pero no he escuchado de muchos [a ese nivel]''.

En una entrevista, Sánchez dijo que le resultaba fácil regresar a un empleo bien pagado en el sector privado, pero que estaba comprometida con el éxito de FIU a largo plazo.

"Hago cualquier cosa por esta universidad'', dijo.

Leslie Frazier, la nueva presidenta del sindicato de profesores de FIU, no conocía las prestaciones de retención ni los términos del contrato de cesación de Maidique en la presidencia de la universidad hasta que un reportero la contactó.

"Eso no pinta bien'', dijo Frazier, profesor de Sicología. "El sindicato no puede decir a la administración y a la Junta de Fideicomisarios qué puede hacer. Pero la moral en FIU está por el suelo --entre los profesores y estudiantes-- después de la reducciones de la primavera pasada. la gente está muy preocupada por sus empleos y el futuro de la universidad''.

Maidique dijo que decisión modificar el contrato de Berkman a finales de junio porque era uno de los candidatos a presidente de otra universidad.

Berkman, quien se espera que se postule al cargo de Maidique, declinó varias solicitudes de entrevista.

Aunque el contrato modificado de Berkman incluye un sabático de un año con su salario anual intacto, autoridades de FIU dicen que tiene derecho a ello.

Jaffus Hardrick, vicepresidente de Recursos Humanos de FIU, dijo que la mayoría de los decanos, prebostes y vicepresidentes académicos reciben un año de licencia con sueldo después de completar su servicio administrativo. Berkman ha sido decano o preboste durante 11 años.

En el caso de Maidique, la Junta de Fideicomisarios decidió en febrero pasado modificar las cláusulas de su contrato.

Aunque ya no gozará de beneficios como la residencia universitaria, un carro, la cuenta de gastos y bonificaciones por rendimiento, Maidique podría ganar tanto como $2.8 millones durante los próximos seis años según los términos del nuevo contrato.

Parker, el presidente de los fideicomisarios, dijo que quería premiar a Maidique por sus 22 años en la presidencia de la universidad, período durante el que FIU agregó facultades de Derecho y Medicina y elevó su estatus en calidad de centro de investigaciones.

Gary Rhodes, secretario general de la Asociación de Profesores Universitarios de Estados Unidos, dijo que el contrato de Maidique parece ser emblemático de una tendencia mayor en el sector de la educación superior.

"El número de años y el nivel de paga parece ser particularmente generoso, por decir lo menos'', dijo Rhodes, quien dirige un centro de estudios de la educación superior en la Universidad de Arizona.

"Eso podría parece insensible para los muchos empleados a quienes de ha pedido que se aprieten el cinturón [en FIU] y otras grandes instituciones públicas'', agregó.

  Comments