Nation & World

Tribunal de Apelaciones falla a favor de la suspensión de Vamos a Cuba

Una corte federal de apelaciones falló el jueves que la Junta Escolar de Miami-Dade no violó la Constitución en el 2006 cuando removió un polémico libro infantil sobre Cuba del sistema de bibliotecas de las escuelas públicas.

En una decisión por 2-1, el Tribunal de Apelaciones del 11no Circuito en Atlanta dijo que la junta no había violado la Primera Enmienda, y le ordenó a un juez federal de Miami levantar una interdicción preliminar que había permitido que Vamos a Cuba fuera prestado en las bibliotecas escolares.

La opinión mayoritaria apoyó la autoridad de la Junta Escolar de establecer estándares educacionales en Miami-Dade. La junta habían dicho que el libro bilingüe, parte de una serie sobre 24 países, persentaba una visión distorsionada sobre la vida en Cuba bajo su antiguo mandatario, Fidel Castro.

"Esto reinvindica a los miembros de la junta que dijeron que el libro era inapropiado porque no reflejaba la realidad'', djo la vicepresidenta de la Junta Escolar, Marta Pérez.

Ana Rivas Logan, una miembro de la junta que apoyó reemplazar la serie con una versión actualizada, dijo sentirse satisfecha de ver que la corte le había dado control al distrito.

"El libro era inexacto y ofensiva a toda una comunidad'', afirmó.

El fallo de 177 páginas, escrito por el juez de apelaciones Ed Carnes, también concluyó que la Junta Escolar no había violado los derechos al justo proceso de la ACLU, que había cuestionado la decisión del panel de remover el libro.

"Claramente, esto no se puede permitir. Tenemos que tomar otras medidas'', dijo Howard Simon, director ejecutivo de la ACLU de la Florida, diciendo que sus abogados se había reunido el jueves para discutir qué tipo de apelación presentarían.

"Vamos a tomar otras medidas para impedir que las bibliotecas de las escuelas de Miami-Dade sean privadas de puntos de vista que algunas personas en la escuela encuentran cuestionables. Por mucho que traten de evadir los hechos y torcer la ley, la censura es la censura''.

Los miembros de la junta votaron 6-3 en el 2006 para remover el libro --que había estado disponible en algunas bibliotecas escolares como lectura extracurricular para niños desde kindergarten hasta segundo grado-- después de que Juan Amador Rodríguez, un padre y ex preso político en Cuba, se quejara de que el libro no describía correctamente la vida en la isla.

Al remover el libro, la junta pasó por sobre la decisión de dos comités académicos asesores y de la recomendación del antiguo superintendente Rudy Crew. Los costos legales del caso han superado los $250,000.

Cuando la ACLU retó la decisión de la junta, el juez federal de Distrito Alan Gold falló que la oposición de la junta escolar al libro había sido política y que ésta debería de añadir libros de diferentes perspectivas a sus colecciones en vez de removerlos.

El jueves, uno de los jueces de apelación, en una opinión disidente, estuvo de acuerdo con Gold.

"La prohibición de libros infantiles de la biblioteca de una escuela pública bajo circunstancias como éstas ofenden la Primera Enmienda'', escribió el juez de circuito Charles R. Wilson.

Pero el jefe de las escuelas de Miami-Dade dijo estar complacido de que la opinión mayoritaria hubiera apoyado a los miembros de la junta local.

En una declaración preparada, el superintendente Alberto Carvalho dijo estar "satisfecho de ver que el asunto se resolviera a favor de la Junta Escolar''.

"Como superintendente, espero dirigir este distrito escolar con sensibilidad a la rica historia de nuestra comunidad y tener siempre presentes esos ideales en lo que llevo recomendaciones a la Junta Escolar'', escribió Calvalho.

jweaver@MiamiHerald.com

Related stories from Vida en el Valle

  Comments