Nation & World

Confiscan 1.7 millones de dólares a empresario de Aruba

Un juez federal de Miami ordenó el congelamiento de $1.7 millones por presunto lavado de dinero en un caso que involucra a Luis Emilio Mansur, ex propietario de una isla en Miami y miembro de una influyente familia de Aruba.

Mansur pretendía pagar esa suma a un piloto que transportaba cocaína previo acuerdo con un narcotraficante a quien el comerciante arubano asesoraba en el lavado de dinero, afirma la orden de confiscación expedida la semana pasada.

Un gran jurado de la corte del distrito de Columbia acusó en noviembre de 2007 a Mansur así como a José Andrés Cid y Rafael Hernández Mercado-Ochoa de introducir cargamentos de droga a Estados Unidos desde Aruba, Venezuela y República Dominicana.

En Aruba, Mansur fue condenado a finales del año pasado a casi siete años de prisión por narcotráfico y lavado.

Ahora el gobierno de Estados está persiguiendo sus dineros y bienes.

De acuerdo con la orden de confiscación de la Corte Federal de Miami, los hechos ocurrieron así: a mediados de los 90 la narcotraficante Joselyn Marín Villalobos lavó millones de dólares de dividendos de la venta de cocaína con la ayuda de Mansur.

Uno de los métodos utilizados para el blanqueo fue el endoso de $1.7 millones en bonos de desarrollo de La Cabaña Hotel y Casino en Aruba a nombre de un piloto que trabajaba para Marín.

La cantidad correspondía al pago de vuelos que el piloto, quien no fue identificado, había hecho para Marín.

Dado que el piloto no pudo redimir los bonos, persuadió a Mansur para que pagara el monto con un dinero que recibió por la venta de Terminal Island, un puerto profundo al lado del viaducto MacArthur que sirve como terminal del transbordador de Fisher Island en Miami Beach.

Terminal Island fue vendida en mayo de 2004 en $14 millones.

En octubre de ese año, Mansur autorizó la transferencia de los $1.7 millones de una cuenta de una firma de abogados de Miami a otra en Cayman Islands a nombre del aviador.

Por razones que el documento no indica, la transferencia no se concretó y Mansur fue arrestado en Aruba en septiembre de 2007.

El empresario, de unos 63 años, afronta la extradición a Estados Unidos.

Mansur es uno de seis hermanos de una familia de origen libanés que amasó una gran fortuna en el venta de cigarrillos y licores.

Sus operaciones se extendieron a Venezuela, Panamá y Colombia. En este último país su socio era el ex senador Samuel Santander Lopesierra, uno de los mayores contrabandistas de cigarrillos de la zona.

Lopesierra fue condenado en Estados Unidos a 25 años de prisión por narcotráfico a finales de 2007

Las actividades de los Mansur se proyectaron también al sur de la Florida.

Según los archivos del condado Broward, en 1997 Mansur era copropietario de Sun Terminal, la tercera agencia de carga más grande del puerto, así como King Ocean, una firma de carga registrada en Venezuela.

Durante la última década la familia Mansur ha librado una ardua batalla para desligar su nombre de repetidos señalamientos de los presuntos vínculos con el lavado de dinero y el narcotráfico.

Luis y su hermano Jossy, director del periódico Diario, elevaron una queja ante el Comité de Derechos humanos de Naciones Unidas.

Los hermanos se quejaron de que el Reino de los Países Bajos violó sus derechos al permitir que se filtrara un reporte secreto del servicio de seguridad de Aruba en el que se relacionaba a ambos con organizaciones dedicadas al narcotráfico.

  Comments