Nation & World

Más de 1,000 aspiran 35 plazas de bombero

En menos de 12 horas se agotaron el lunes las plazas de bombero en Miami.

Más de 1,000 solicitantes hicieron fila --muchos de ellos acamparon frente al Ayuntamiento y pasaron allí la noche-- para ser considerados para 35 plazas de bombero que pagan $46,000 al año más prestaciones. El gobierno municipal comenzó a recibir a las 8 a.m. las solicitudes de los que cumplían los requisitos.

Y a las 7:50 p.m. suspendieron la recepción de documentos cuando llegaron al límite de candidatos (750), informó Kelly Penton, portavoz del gobierno municipal.

"Nunca hemos tenido esta cantidad de solicitantes'', dijo Penton. "Esto no tiene ningún precedente''.

Las tiendas de campaña coparon el césped el lunes junto al edificio administrativo del gobierno municipal en 444 SW 2 Ave. Cada pocos pasos había una neverita o una caja de pizza vacía.

La fila de hombres y mujeres le daba la vuelta al edificio.

Entre los solicitantes estuvo el paramédico José Janvion, quien dijo que varias personas se abrieron paso a empujones el lunes por la mañana para llegar al frente de la fila.

"Yo dormí allí, maldita sea'', dijo. "Hubo gente que llegó a las 8 a.m. y nos pasaron por delante''.

El asunto es que en esta época hay escasez de empleo. El año pasado, los condados Miami-Dade, Broward y Palm Beach perdieron un total de 69,500 empleos, según cifras oficiales.

Se proyecta que los tres condados pierden un total de 84,800 empleos para finales de este año, según un estudio preparado para la Liga Nacional de Municipios por la firma mundial de asesoría Global Insight.

Así que mientras miles de empleos desaparecen, en Miami se abren 35 plazas. Eso explica las largas filas del lunes y la furia de Janvion con los que se colaron, porque la posibilidad de encontrar empleo de bombero en Miami puede depender en última instancia del lugar del solicitante en la fila.

Los 750 que cumplieron los requisitos básicos enfrentan una amplia gama de pruebas, como un examen escrito, un examen físico y la verificación de antecedentes panales. La calificación combinada de las tres pruebas determina las probabilidades de llegar a la academia de bomberos.

Si hay algún empate, se decide por el lugar del solicitante en la fila, dijo Penton: la persona que presentó primero la solicitud es la que consigue la plaza.

Agentes de la policía de Miami dejaban entrar a los solicitantes de diez en diez. "Vamos a hacer esto con el mejor orden'', dijo uno de los que estaba parado fuera.

Incluso después de estar en fila varias horas, Janvion estaba contento de poder solicitar un empleo para el que se ha preparado durante años.

"La gente quiere trabajar en algo que le interese. Eso es lo mejor del mundo'', dijo. "Uno tiene que trabajar en lo que le guste''.

Este año el gobierno municipal planeó contratar a 35 bomberos, dijo Penton.

Las plazas se llenan a partir de una lista de solicitantes que cumplen las exigencias básicas, llamada "el registro'' y las solicitudes que se agregan a la lista sólo pueden presentarse en un día especial como el lunes.

Cada registro es válido por un año, quizás dos, explicó Penton, lo que significa que la próxima oportunidad de solicitar la entrada a la academia de bombero es en febrero del febrero del 2010.

La recluta del lunes también fue diferente porque es la primera vez desde el 2004 que el gobierno municipal acepta solicitudes de personas que no tienen certificación de técnico en emergencias médicas, dijo Penton.

Otro de los solicitantes, Brad Sánchez, que estaba sentado en una silla plegable roja leyendo Essencials of Paramedic Care (Nociones básicas de servicio paramédico), un libro de 2,012 páginas, dijo que la espera valía la pena porque quizás pudiera trabajar turnos de 24 horas, apagar incendios y salvar vidas en toda la ciudad.

"Suena como un cliché'', dijo con un sonrisa, "pero me gusta salvar gente''.

Los redactores Scott Andron y Nadege Charles, de The Miami Herald, contribuyeron a este reportaje.

  Comments