Nation & World

Alarcón elogia a Obama tras ataque de Fidel Castro

El presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, alabó el lunes al nuevo gobernante estadounidense Barack Obama, cuatro días después de que el ex mandatario Fidel Castro lo criticara por sus políticas frente a Oriente Medio y la base naval de Guantánamo.

"Es un hombre sin duda alguna muy inteligente, que da la impresión de ser un hombre honesto, y su carrera política es impecable, no se le puede señalar ningún pecado ni pecadillo desde que se inició en Chicago en la vida política'', dijo Alarcón a periodistas en La Habana.

"El problema es que no se le puede pedir demasiado'', afirmó y opinó que Obama, para cambiar a Estados Unidos, deberá "hacerlo con el pueblo norteamericano o no podrá hacerlo''.

El titular del Parlamento cubano dijo que el gobierno formado por el nuevo mandatario de EEUU ‘‘responde al espíritu con el que el presidente Obama ha querido iniciar su mandato, que es de sumar, de ampliar la base que lo llevo a ganar y --según las encuestas-- está logrando bastante''.

El jueves pasado, cuando Obama llevaba solo 10 días en la Casa Blanca, Fidel Castro escribió un artículo en el que aseguró que el nuevo gobernante ha decidido "apoyar resueltamente la relación entre Estados Unidos e Israel'', que es "el modo de compartir el genocidio contra los palestinos''.

Sobre Guantánamo, anotó que mantener la base contra la voluntad de los cubanos "viola los más elementales principios del derecho internacional'', y es "un acto de soberbia y un abuso de su inmenso poder contra un pequeño país''.

Acerca del tema de Cuba, el artículo de Castro pronosticaba que "no es demasiado difícil'' descifrar el pensamiento del nuevo presidente estadounidense, porque no ha cambiado "el carácter abusivo del poder del imperio''.

Después de su toma de posesión, Obama declaró que la devolución del territorio de la base naval de Guantánamo debía sopesar, en primer término, si afectaba o no en lo más mínimo, la capacidad defensiva de Estados Unidos.

Obama, según Castro, añadió que para devolver a Cuba la base estadounidense, "debía considerar bajo qué concesiones la parte cubana accedería a esa solución, lo cual equivale a la exigencia de un cambio en su sistema político, un precio contra el cual Cuba ha luchado durante medio siglo''.

El gobierno de Raúl Castro ha reiterado la voluntad de negociación con Obama sin condiciones, y la pasada semana repitió la oferta de canjear los cinco agentes prisioneros por espionaje en Estados Unidos a cambio de prisioneros políticos encarcelados en la isla.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments