Nation & World

Acusa la fiscalía de conducir ebrio al chofer del accidente donde perecieron tres niños

La fiscalía de Miami-Dade acusó formalmente al hombre de Homestead que chocó contra la minifurgoneta de una familia provocando un accidente que dejó como saldo tres niños muertos en las primeras horas del domingo en el sur de Miami-Dade.

Gabriel Delrisco, de 40 años, fue acusado de tres cargos de homicidio impremeditado por conducir en estado de embriaguez (DUI) después que fue dado de alta del Hospital Jackson Memorial.

Según una muestra de sangre que se le tomó después del aparatoso choque, Delrisco tenía un nivel de alcohol de .239, unas tres veces más alto que el límite legal, de acuerdo con el reporte del arresto.

Una segunda muestra, que se le tomó poco después, en el centro de Traumatismos Ryder, donde fue llevado, indicó un nivel de .152, aproximadamente el doble del límite legal, dijo la Patrulla de Caminos de la Florida (FHP).El límite legal en la Florida es de .08.

Delrisco, que fue aerotransportado al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial después del accidente, tuvo que ser operado y estuvo ingresado en el centro médico hasta ayer por la noche.

''No puedo comentar sobre rumores. Cuando vea el informe toxicológico oficial que entregue la FHP, entonces podré comentar'', había dicho con anterioridad Abe Koss, abogado de Delrisco.

Héctor Serrano estaba parado en una luz roja en South Dixie Highway y la calle 211 cuando Delrisco se precipitó violentamente contra la minifurgoneta donde Serrano viajaba con sus tres hijos.

El impacto fue tan fuerte que destrozó el vehículo, pereciendo los tres hijos de Serrano: Héctor, de 10 años, Esmeralda, de 7 años, y Amber, de 4 años.

A principios de esta semana, Serrano dijo que Delrisco debería ``ser responsabilizado de la tragedia que provocó. Ha destruido nuestra familia''.

Desde el 2001, Delrisco ha tenido 26 infracciones de tráfico, entre ellas una el año pasado por conducir en estado de embriaguez (DIU).

Luego del DUI, su licencia fue suspendida por seis meses.

La mitad de las infracciones de Delrisco las cometió mientras manejaba.

Koss sugirió que los frenos del Chevrolet Trailblazer negro que conducía Delrisco tal vez fallaron, pero dijo que la investigación acababa de comenzar.

Desde el día del accidente, la comunidad ha cerrado filas en torno a la familia Serrano.

Sólo en horas de la mañana, la estación de radio Power 96 ha recaudado más $50,000 para ayudar a la familia con los gastos de los servicios funerarios. De igual modo, los bomberos de Miami-Dade recaudaron ayer donaciones en el sitio donde ocurrió el lamentable choque.

Delrisco, divorciado y con dos hijos, es propietario de una compañía de laboratorio médico llamada Mobile Ultrasounds. Ex chofer de camiones de basura, tiene una licencia comercial, según indican documentos oficiales.

  Comments