Nation & World

Blagojevich es expulsado de su cargo; jura el nuevo gobernador

El gobernador Rod Blagojevich fue expulsado de su cargo el jueves, sin que un solo legislador saliera en su defensa, concluyendo así una crisis de casi dos meses que surgió con su arresto por la acusación de que él trató de vender el escaño vacante de Barack Obama en el Senado.

Blagojevich es el primer gobernador de Estados Unidos en más de 20 años expulsado de su cargo por un juicio legislativo.

Luego de un juicio de cuatro días, el Senado de Illinois votó 59-0 por declararlo culpable de abuso de poder, deponiéndolo automáticamente. En una segunda votación idéntica, los legisladores le proscribieron al gobernador, que estaba ejerciendo su segundo término, volver a ocupar algún cargo político en ese estado.

"No pasó la prueba de carácter. Está por debajo de la dignidad del estado de Illinois. No merece ser nuestro gobernador'', dijo el senador estatal Matt Murphy, republicano de un suburbio de Chicago.

Los problemas de Blagojevich no se han terminado. La fiscalía federal le está preparando un encausamiento por corrupción.

Anoche, frente a su casa de Chicago, Blagojevich juró "reivindicar su nombre'', y añadió: ‘‘Denme la oportunidad de de demostrarles que no los he decepcionado''.

"Quiero al pueblo de Illinois hoy más que nunca'', afirmó.

El vicegobernador demócrata Patrick Quinn, un detractor de Blagojevich, fue juramentado prontamente como gobernador.

Blagojevich, de 52 años, boicoteó los primeros tres días del juicio político, diciendo que era una farsa. Pero el jueves compareció ante el senado estatal para pedir que no lo expulsaran de su cargo, en un discurso de 47 minutos que fue a veces desafiante, a veces humilde y a veces sentimental.

Sostuvo de nuevo que no ha hecho nada indebido, y advirtió que juzgarlo iba a establecer "un precedente tétrico y peligroso''.

"No han probado un delito, y no lo pueden hacer porque no ocurrió'', dijo Blagojevich a los legisladores. "¿Cómo pueden ustedes sacar a un gobernador de su cargo con evidencia insuficiente e incompleta?".

El veredicto le puso fin a lo que un legislador catalogó de "circo grotesco'' en Ilinois. Durante las semanas recientes, Blagojevich se vio aislados, con casi toda la estructura política en su contra. El furor paralizó al gobierno estatal y convirtió a Blagojevich, con su tupido pelo oscuro, en objeto de bromas en todo el país.

Muchos ciudadanos comunes de Illinois se alegraron de su partida.

"Es embarazoso. Creo que es una vergüenza que todo el mundo cree que aquí somos corruptos'', dijo Gene Ciepierski, de 54 años, después de haber visto la conclusión del juicio político por televisión en la conocida Billy Goat Tavern. "Pensar que él haya hecho eso duele más que otra cosa''.

En una escena solemne, más de 30 legisladores se pusieron de pie uno a uno en el Senado estatal para acusar a Blagojevich de haber abusado de su poder y avergonzar al estado. Lo acusaron de hipócrita, diciendo que trató cínicamente de enriquecerse y después posó como valiente protector de los pobres "envolviéndose en la constitución''.

Los comentarios estaban salpicados de referencias históricas, incluyendo el de "Día de Infamia'' sobre Pearl Harbor y el lema de "Todo el mundo nos está mirando'' de cuando los amotinamientos de la Convención Nacional Demócrata de Chicago en 1968. Citaron a Abraham Lincoln, a Martin Luther Jr. y a Jesús pidiendo la expulsión del gobernador.

"Tenemos la impugnación, que es una regla de oro, y creo que la hemos usado del modo correcto'', dijo el senador demócrata James Meeks, de Chicago, durante el debate, burlándose de las palabrotas despreciativas que usó Blagojevitch, grabadas secretamente por el FBI (Oficina Federal de Investigaciones).

Blagojevitch no se quedó allí durante la votación, sino que tomó un avión estatal de regreso a Chicago.

El veredicto fue la conclusión de una abrumadora serie de sucesos que comenzaron con su arresto por parte del FBI el 9 de diciembre. La fiscalía federal ha estado investigando el gobierno de Blagojevitch durante años, y algunos de sus compinches más allegados ya están convictos.

La alegación más espectacular fue que se hicieron grabaciones secretas de Blagojevich planeando vender el nombramiento para el escaño que dejara vacante Obama por contribuciones de campaña o buenos puestos para él y su esposa.

"Tengo algo que es de oro, y no lo voy a soltar por nada. No lo haré'', dijo, todo esto acompañado de palabrotas, que todas figuran en grabaciones del FBI.

La fiscalía también dijo que él presionó ilegalmente a algunas personas para que hicieran contribuciones de campaña y trató de que despidieran a algunos columnistas del Chicago Tribune por haberlo criticado.

En el cáustico y frecuentemente teatral estilo que ha enfurecido a colegas durante años, Blagojevitch se negaba a renunciar, recitando poesías de Kipling y Tennyson, y en un momento dado el mes pasado diciendo: "Pelearé. Pelearé hasta mi último aliento. No he hecho nada malo''.

En lo que la Legislatura se decidía a efectuar o no el juicio político, Blagojevich desafió a la estructura política y asombró a todo el mundo nombrando a un ex procurador estatal de Illinois, Roland Burris, a ocupar el escaño que se le acusaba de querer vender. Los demócratas más influyentes en el Congreso finalmente se transaron y aprobaron el nombramiento de Burris.

Mientras se desarrollaba el juicio político, Blagojevich lanzó una intensa campaña propagandística, yendo de un estudio de televisión a otro en Nueva York para alegar su inocencia. Se comparó con un héroe de las cintas de Frank Capra y con un vaquero en manos de una turba de linchamiento de la época del Antiguo Oeste.

Quinn, el nuevo gobernador, es un ex tesorero del estado de 60 años que tiene fama de rebelde político y una vez dirigió con éxito un esfuerzo para recortar el tamaño de la Cámara de Representantes de Illinois.

"Quiero decirle al pueblo de Illinois que la odisea se acabó'', afirmó Quinn.

  Comments