Nation & World

Cremas cosméticas pueden reducir la fertilidad

Los productos químicos encontrados en una amplia gama de productos hogareños, entre ellos las cacerolas antiadherentes y las cremas para la piel, les dificultan a algunas mujeres el quedar embarazadas, muestra un nuevo estudio.

Investigadores encabezados por Chunyuan Fei, de la Universidad de California en Los ngeles, estudiaron datos de 1,240 mujeres y encontraron que a aquellas que tenían más altos niveles de compuestos de flúor en la sangre les llevaba más tiempo concebir. El estudio será publicado en la edición de marzo de la revista médica Human Reproduction.

Los compuestos, conocidos como químicos perfluorizados (PFC, por su sigla en inglés) podrían interferir con las hormonas involucradas en la reproducción, escribió Fei en el estudio. Los espermatozoides del padre también pueden ser afectados por los químicos y contribuir al problema, agregó.

Estudios en animales han mostrado que estos productos químicos pueden tener una variedad de efectos tóxicos en el hígado, el sistema inmunitario y los órganos del desarrollo y la reproducción, dijo Fei.

Los investigadores son los primeros en estudiar el vínculo entre la infertilidad y la presencia de químicos como el ácido perfluorooctanoico y el sulfonato de perfluorooctano en la sangre. Las tasas de fertilidad han declinado en los países desarrollados en los últimos decenios. En Estados Unidos, 8 por ciento de las mujeres en edad de concebir han hecho una visita al médico por un tema relacionado con la infertilidad, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades.

Los PFC se usan para hacer productos textiles y cueros resistentes al agua, la suciedad o el petróleo. También se encuentran en productos para el cuidado personal como el esmalte para uñas, el hilo dental o los hidratantes faciales. Los químicos son resistentes a la descomposición y suelen persistir en el ambiente y el cuerpo por decenios.

La compañía 3M Co., que usó ácido perfluorooctanoico en el protector para telas Scotchgard, financió el estudio y sus laboratorios de toxicología realizaron los análisis. Después que 3M descubrió las propiedades tóxicas de los químicos en el 2001, dejó de usar PFC.

  Comments