Nation & World

Aprueban plan contra la discriminación salarial

El Congreso envió el martes a la Casa Blanca lo que se espera sea la primera ley que el presidente Barack Obama promulgue, la cual facilita que las mujeres y otros presenten demandas de discriminación en la paga, incluso si la situación data de varios años o décadas.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que Obama promulgaría el proyecto de ley (que es una gran prioridad para los sindicatos y los grupos de derechos de la mujer) mañana durante una ceremonia pública en la Casa Blanca.

El proyecto es la respuesta a una decisión del 2007 del Tribunal Supremo, el cual falló que las demandas por discriminación deben presentarse en los 180 días siguientes a la decisión inicial de una empresa de pagar a un empleado menos que a otro que realiza la misma labor. La medida establece que cada nuevo cheque de pago menor y discriminatorio prorroga otros 180 días la prescripción de los hechos.

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, dijo después de recibir una llamada del presidente Obama que el proyecto es "un paso audaz para alejarse de esa interpretación estrecha'' del Tribunal Supremo.

La demandante en el caso, Lilly Ledbetter, alegó que no se enteró de la diferencia de paga hasta casi el final de su carrera de 19 años en una planta de Goodyear Tire & Rubber Co. en Gadsden, Alabama.

El gobierno de Bush y los republicanos del Senado bloquearon la medida durante el último período de sesiones del Congreso, pero Obama lo apoya firmemente y el nuevo Congreso, dominado por los demócratas, lo colocó a la cabeza de su agenda de debates para el nuevo período de sesiones legislativas que comenzó este mes.

La Cámara lo aprobó el martes 250 a 177.

"Qué cambio pueden lograr un nuevo Congreso y un nuevo Presidente'', dijo el representante George Miller, demócrata por California, promotor del proyecto de ley y presidente de la Comisión de Educación y Trabajo de la Cámara.

Obama invitó a Ledbetter, cuyo nombre lleva la ley, a que lo acompañara en su viaje en tren a la ceremonia de toma de posesión en Washington. Tras la votación del Senado la semana pasada, la jubilada de 70 años dijo que Obama "me aseguró que me vería en la Casa Blanca cuando aprueben la ley''.

"Al aprobar con rapidez esta medida el Congreso establece una nueva atmósfera para los derechos de los empleados'', dijo la asesora legislativa de la ACLU, Deborah J. Vagins. "La Ley Ledbetter restablece una regla clara y exacta para determinar si una queja está en tiempo''.

Tras su éxito en el proyecto de la Ley Ledbetter, los defensores de los derechos laborales pueden dedicarse a asuntos más difíciles, como una polémica medida, que se espera sea discutida más adelante este año, que retira a las empresas el derecho a exigir votación secreta cuando los trabajadores están decidiendo su incorporación a un sindicato.

El proyecto de Ley Ledbetter se centra en la discriminación laboral contra las mujeres: la Oficina del Censo estimó el año pasado que las mujeres ganan unos 78 centavos por cada dólar que ganan los hombres por trabajos equivalentes. Pero la medida, que enmienda la Ley de Derechos Civiles de 1964, se aplica también a la discriminación por raza, religión, origen nacional, impedimentos físicos o edad.

  Comments