Nation & World

State Farm planea retirar seguros de propiedad en la Florida

Tras haber vendido seguros de propiedad en la Florida durante más de 60 años, State Farm Insurance planea salir del negocio en menos de tres años.

A menos que pueda cobrar más, afirma la compañía, su unidad en la Florida quedará insolvente para fines del 2011. La empresa dice estar perdiendo $20 millones al mes.

"Si nuestro estado financiero se debilita más, eso dificultaría extraordinariamente el pago de reclamaciones de ahora en adelante'', dijo el presidente de State Farm Florida, Jim Thompson. "Es un día muy triste para nuestra empresa''.

El impacto de la drástica decisión va mucho más allá del correcorre desesperado de sus clientes, que tienen 1.2 millones de pólizas --casas, apartamentos, arrastres, embarcaciones, propiedades comerciales y seguros de responsabilidad-- para buscar un nuevo asegurador.

La empresa emplea a 5,000 personas en la Florida. Otras 5,100 trabajan para sus 850 agentes en el estado. En un documento de 25 páginas presentado el martes por State Farm Florida a las autoridades normativas estatales y obtenido por The Herald/Times, la compañía afirma que no tiene planes inmediatos de despedir a nadie.

No obstante, es difícil que los agentes de State Farm mantengan a su personal si no pueden ofrecer seguros de propiedad, que representan alrededor del 50 por ciento del negocio.

Muchos reguladores, legisladores y dueños de pólizas se mostraron indignados y escandalizados de que State Farm se retire del sector de seguros de propiedad alegando pérdidas mientras sigue brindando una cobertura lucrativa en seguros de autos, de vida, anualidades y servicios financieros.

El gobernador Charlie Crist dijo "que les vaya bien'' cuando se enteró de lo que la empresa propone. "Probablemente son los que más cobran en el estado. Los floridanos estarán mucho mejor sin ellos'', afirmó el Gobernador.

"No se puede escoger así las líneas que uno quiere trabajar'', dijo el representante estatal Julio Robaina, republicano por Miami.

Robaina se refería a una ley aprobada dos años atrás para impedir que las aseguradoras se queden sólo con las líneas de seguros que hacen dinero. La ley se ha aplicado a pocas empresas, si acaso alguna. State Farm vende muchas pólizas para autos a través de otras unidades y de su compañía matriz, State Farm Mutual Automobile Insurance. Crist indicó que le gustaría que la Legislatura fortaleciera esa ley.

Si State Farm no quiere "asociarse con los consumidores estatales en materia de seguro de propiedades, deberían comportarse como buenos ciudadanos empresariales y cerrar'', dijo Michael Gold, presidente de People's Trust Insurance, de Boca Raton, que vende cobertura a propietarios por internet.

Marisel Sánchez Walston dijo que su madre, que vive en Miami-Dade, es clienta de State Farm desde hace 24 años y que su prima aumentó de $300 a unos $1,800 por una casa de 1,500 pies cuadrados.

Si ella no puede encontrar otra aseguradora "no creo que tenga otra opción que vender la casa cuando el mercado inmobiliario mejore un poco'', dijo.

bgarcia@MiamiHerald.com

  Comments