Nation & World

Al fútbol cubano se le va la guagua...literalmente

El campeonato nacional del fútbol cubano comenzó su 94 edición sin la disputa de la mitad de sus partidos y con cuatro de sus equipos esperando en la parada del autobús a que llegara un transporte que nunca apareció.

Las autoridades deportivas cubanas reconocen que, para un país acostumbrado a los grandes logros en Juegos Olímpicos y en buena parte de los renglones competitivos, el desempeño de su fútbol es, en palabras del presidente del Comité Olímpico Cubano, José Ramón Fernández, un motivo de "vergüenza''.

Casi tres años después de que los responsables deportivos anunciaran un "trabajo intenso'' para recuperar la otrora bonanza que disfrutó este deporte en Cuba, un país que tiene en el béisbol a su pasión nacional, los resultados siguen sin llegar y el torneo local aporta un elemento más al sonrojo deportivo cubano.

Ayer, mes y medio después de concluir la anterior edición, el reinicio del campeonato cubano fue un despropósito.

''Tuvimos algunas dificultades con la transportación'', indicó hoy a Efe Luis Hernández, presidente de la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC).

Las "dificultades'' fueron que en Holguín no vieron llegar al Cienfuegos, Granma nunca arribó a Villa Clara, Las Tunas no pudo viajar a la Isla de la Juventud, en Matanzas se quedaron esperando por Guantánamo y los jugadores de los cuatro equipos no presentados, aguardando al autobús, informó la prensa local.

Que las comunicaciones en Cuba son un problema no es nuevo. Desde que la isla se hundió en la crisis económica de los 90 tras la descomposición del bloque socialista europeo, el denominado "periodo especial'', viajar por el interior de la isla y La Habana, aunque en la capital últimamente en menor medida, ha sido un suplicio.

Pero justo cuando el Gobierno cubano está ejecutando un plan de inversión de 2.000 millones de dólares para revitalizar el transporte en el país, los problemas de los futbolistas con los viajes parecen más de índole administrativa que económica.

El máximo dirigente futbolístico señaló que hubo problemas de "coordinación en las provincias'', encargadas de facilitar el transporte para sus equipos, pero no explicó cómo en cuatro de los territorios viajeros se dio la misma circunstancia el mismo día.

Con el desaguisado servido, la intención inicial de la AFC fue que los partidos se disputaran hoy, pero habida cuenta de que la segunda jornada está programada para el jueves decidieron dejar los envites pendientes para el final del campeonato "en caso de que sea necesario''.

De ser así, la mitad de los equipos tendrán un partido menos durante toda la temporada.

El atropellado inicio de temporada es una línea más en la larga lista de fatalidades que rodea al fútbol cubano, que el año pasado vio como siete jugadores se quedaron en Estados Unidos en marzo y otros dos lo hicieron en octubre.

Además, el experimento de contratar al alemán Reinhold Fanz para dirigir al equipo cubano durante las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica acabó en fiasco y con el teutón, ex técnico de equipos como el Eintracht de Fráncfort o Karslruher, relegado a convidado de piedra en el banquillo.

Tras un pobre desempeño en este torneo, Cuba vio cómo la posibilidad de repetir la proeza de 1938 de clasificarse para el Campeonato del Mundo está aún lejos de sus posibilidades.

No obstante, Hernández se mostró optimista con la suerte del presente torneo y manifestó su convencimiento de que el transporte "tiene que mejorarse''.

  Comments