Nation & World

Círculo de Miami entre la hierba y colosal condominio

El Círculo de Miami, los restos de 2,000 años de antigüedad de los habitantes originales de la zona donde ahora se levanta Miami, fue designado Lugar Histórico Nacional, un honor que lo coloca en una lista exclusiva en el país.

Pero no se preocupe por dar un paseo por el río Miami para echar una ojeada.

Una década después de que los contribuyentes pagaron casi $27 millones para salvar la zona de 2.2 acres y evitar que se construyera en el lugar, sólo hay hierba y una depresión circular donde el círculo fue enterrado bajo una capa protectora.

Sin embargo, lo que se puede ver tal vez no esté muy acorde con la importancia del círculo: un nuevo condominio colosal y un hotel que se levanta en el extremo sur del círculo, con enormes paredes de concreto, dos garajes de servicio y muelles desde donde se puede ver el antiguo círculo.

Para adornar un poco los garajes, los urbanistas de Icon Brickell cubrieron seis altas columnas que dan al círculo con grandes cabezas oblongas metálicas, idea de un famoso diseñador francés para rendir homenaje a los indios tequesta cuya aldea estuvo hace mucho tiempo en el lugar.

Aparentemente inspiradas por las misteriosas esculturas de la Isla de Pascua, las columnas sugieren a muchos observadores algo absolutamente diferente.

"Son como hombres gigantes'', dijo Ryan Wheeler, jefe de Arqueología del estado.

La frustración sigue aumentando entre algunos defensores y funcionarios electos quienes dijeron que el estado y la firma urbanista Icon Brickell Related Group no han cumplido las promesas de construir en el lugar un parque y un malecón público que corra junto al río.

Funcionarios de The Related Group, que construyó un paseo adyacente en su propiedad que daría acceso público al círculo, dicen que siguen dispuestos a entregar dinero para otras mejoras, aunque no especificaron la cantidad.

Mientras tanto, todo indica que no hay posibilidad inmediata para construir un malecón o ni un parque.

El Museo Histórico del Sur de la Florida, que administra el lugar bajo contrato con el estado, dijo que dentro de poco comenzarán las labores para sustituir una pared de mar que se desplomó a lo largo del río, lo que ha obligado a postergar los planes para el acceso público. De igual modo, el museo contrató a una firma arquitectónica para que diseñe unparque.

Sin embargo, los críticos afirman que esas dos iniciativas consumirán virtualmente los $2.2 millones dedicados al lugar por la Legislatura de la Florida, dejando poco dinero para pagar la construcción de un malecón o un parque. Las obras podrían demorar la inauguración del sitio hasta el 2012 por lo menos.

El comisionado de Miami Marc Sarnoff, cuyo distrito comprende el lugar donde está el círculo, calificó las demoras de "inaceptables''.

"Los contribuyentes han demostrado tener una gran paciencia'', dijo Sarnoff en una breve declaración la semana pasada después que se anunció la designación del círculo como lugar histórico. "Todos deben cumplir con los acuerdos contraídos para preservar el círculo''.

Bob McCammon, presidente del Museo Histórico del Sur de la Florida, dijo que la designación del círculo como lugar histórico por parte del secretario del Interior le abrirá la puerta a potenciales donaciones federales. McCammon dijo que contaba con que Jorge M. Pérez, presidente de The Related Group, aporte dinero.

La Dirección de Fomento del downtown, una rama semiindependiente del gobierno municipal, y la Comisión del Río Miami, están presionando al museo a que desista de un plan maestro hasta que haya más dinero disponible y construir el malecón inmediatamente después que se repare la pared de mar.

No obstante, el estado sigue adelante con sus planes. En una carta enviada en diciembre a la Comisión del Río Miami, Kurt Browning, secretario de Estado de la Florida, escribió que construir un malecón sin un amplio plan para asegurar compatibilidad o el drenaje apropiado sería ‘‘imprudente''.

Sin importar lo que ocurra con el círculo en un futuro cercano, permanecería oculto durante mucho tiempo. El círculo de 38 pies de diámetro está formado por varias esculturas en roca caliza que según los arqueólogos pertenecían a una estructura redonda de los indios tequesta, que tal vez le daban un uso ceremonial. El círculo fue enterrado bajo capas de gravilla y arena varios años después de ser descubierto en 1998 debido al deterioro.

Según planes conceptuales, el círculo deberá seguir enterrado, con letreros explicativos y un posible dibujo que muestre las esculturas y explique su significado. El estado ha dicho que no tiene dinero para edificar una estructura climatizada que permita exhibir el círculo, mientras que los representantes de tribus estadounidenses se han opuesto a cualquier construcción en un lugar que consideran sagrado.

El círculo se descubrió cuando se demolió un edificio de apartamentos de los años 50 en la desembocadora del río Miami para construir una torre de apartamentos. Ante las protestas del público, el condado Miami-Dade presentó una demanda para tomar el control de la propiedad. Se compró con fondos estatales y del condado en 1999.

Los arqueólogos creen que el círculo era parte de una aldea tequesta que ocupaba ambas orillas del río. Miles de artefactos arquelógicos se han hallado allí.

Sin embargo, los esfuerzos para abrir la propiedad al público se han visto demorados por falta de dinero y la indecisión estatal sobre la mejor manera de dar acceso al lugar.

  Comments