Nation & World

Entra en vigor el aplazamiento de la edad de jubilación en Cuba

Una nueva ley que prolonga en cinco años la edad de jubilación entró en vigor en Cuba, en busca de aumentar la fuerza laboral ante la baja productividad económica que afecta al país y el envejecimiento de la población, informaron medios locales.

La ley, aprobada por el Parlamento a fines de diciembre y publicada en la Gaceta Oficial el pasado fin de semana, aumenta la edad de retiro de 60 a 65 años para los hombres, de 55 a 60 para las mujeres; y de 25 a 30 años el tiempo de servicio necesario para jubilarse.

"Esta nueva legislación reafirma la esencia democrática que caracteriza a nuestra sociedad tras realizar un proceso de consulta con los trabajadores del anteproyecto de ley, con la presencia activa de los diputados en cada territorio'', destacó el anuncio difundido por las radioemisoras locales.

La iniciativa de ley, presentada en julio ante el Parlamento por el gobernante Raúl Castro, generó rechazos y dudas entre la población, por lo que las autoridades realizaron un proceso de consultas en el que, según informes oficiales, participaron "más de tres millones'' de cubanos en asambleas de trabajadores.

Algunos que expresaban reservas a la ley señalaban que el aumento en el número de años de trabajo no está compensado con los salarios de unos $20 al mes que paga el Estado --el cual controla más del 90 por ciento-- de la economía y emplea a la gran mayoría de la población.

Pero el gobierno señala los servicios gratuitos de que gozan los cubanos --educación y salud-- y los altos subsidios de la canasta básica, al tiempo que destacan los aspectos positivos de la legislación y la necesidad de elevar la producción del país.

La ley autoriza la reincorporación laboral de jubilados y a tener más de una pensión, y amplía ‘‘a 15 años el período para la selección de los cinco mejores años de salarios para el cálculo de las pensiones''.

Además extiende "el derecho a la protección mediante pensión a los huérfanos de ambos padres, mayores de 17 años'', que cursen estudios universitarios o técnico-profesionales, hasta que los concluyan, agrega el texto.

El envejecimiento de la población, que reduce la fuerza laboral y aumenta los gastos de seguridad social y salud pública, afecta la capacidad productiva del país que busca estimular con una serie de medidas el gobierno de Raúl Castro, en el cargo desde febrero, en sustitución de su hermano Fidel.

Según un reciente estudio, Cuba será el país más viejo del continente en dos o tres décadas, por encima de Uruguay y Argentina. De los 11.2 millones de cubanos, 1.9 millones tienen más de 60 años (16.6 por ciento). En 2025 la población total será algo menor, pero los adultos serán 2.9 millones (26 por ciento).

  Comments