Nation & World

Evo Morales y sus opositores declaran victoria en el referendo

Tanto el presidente Evo Morales como los gobernadores opositores se declararon ganadores en el referendo que aprobó el domingo una nueva Constitución, informó la Associated Press.

Según conteos rápidos de dos cadenas de televisión el "sí'' ganó a nivel nacional pero perdió en cuatro regiones lideradas por gobernadores autonomistas.

La cadena ATB otorgó al "sí'' la victoria con 56.8 por ciento de los sufragios mientras que el ‘‘no'' obtuvo 43.2 por ciento. La cadena PAT informó que la Constitución fue aprobada 61 a 39 por ciento.

"Aquí nadie ha perdido, todos hemos ganado y ha ganado la Constitución'', dijo Morales el domingo por la noche cuando se dirigió a sus partidarios desde los balcones de la casa de gobierno.

Morales proclamó "la refundación de Bolivia'' y agregó que se acabaron el latifundismo y el ‘‘Estado colonial'' que --según él-- se arrastra desde hace 500 años.

"Ahora se refunda Bolivia (...), aquí terminó el Estado colonial, se acabó el colonialismo interno y externo. Gracias a la conciencia del pueblo boliviano, se acabó el latifundismo y los terratenientes'', afirmó Morales desde el palacio presidencial, en la Plaza de Armas de La Paz, reportó la Agence France Presse.

El mandatario, que hizo campaña por la nueva norma fundamental, de fuerte contenido estatista e indigenista, invitó a los gobernadores y líderes opositores a aunar esfuerzos para suimplementación.

"Hago un llamado a los prefectos, a alcaldes (...) hago un abierto llamado para trabajar juntos para la implementación de la nueva Constitución'', proclamó el gobernante ante miles de sus seguidores, que se reunieron a las puertas de Palacio Quemado para festejar el resultado de la consulta popular.

Los festejos en La Paz contrastaron con el clima festivo de las ciudades rebeldes de Cobija, Trinidad, Santa Cruz y Tarija, donde los opositores se alegraron por el rechazo en estas regiones a la nueva Carta Magna.

Los prefectos de oposición de Santa Cruz y Tarija anunciaron en protestas públicas que el triunfo del "no'' en varias regiones obliga a un pacto nacional y exhortaron al gobierno a no tratar de imponer la nueva Constitución.

Los conteos rápidos de votos se hace sobre cifras oficiales recogidas en los centros de votación y son razonablemente confiables, mientras las cifras oficiales consolidadas del Tribunal Nacional Electoral se conocerán en los próximos días.

Morales había dicho que contaba con que la Constitución fuera aprobada por más del 70 por ciento del apoyo popular.

El proyecto de Carta Magna fue rechazado ampliamente en los departamentos de Santa Cruz --el más rico de Bolivia--, Tarija, Beni y Pando.

En Chuquisaca, otra de las regiones opositoras de Morales, parecía imponerse el "no'' pero el margen era estrecho.

Incluso así, la gobernadora de este último departamento, la indígena Savina Cuéllar, proclamó la victoria del "no'' e hizo un llamado a desacatar el texto.

"¡Desacato!, ¡Desacato!, ¡Desacato!'', proclamó Cuéllar desde el balcón de la Prefectura de Chuquisaca, en Sucre, donde miles de personas se congregaron para festejar el presunto triunfo del ‘‘no'' en esa región.

En cambio, La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba apoyaron el nuevo texto constitucional de 411 artículos.

El desacato promovido por Cuéllar podría replicarse en otros departamentos opositores, según observadores.

Otro opositor, Mario Cossío, gobernador de Tarija, afirmó que a la luz de los resultados "no va a poder aplicar la Constitución, por lo que reclamamos un pacto nacional que permita pensar en un nuevo proceso constituyente''.

Antes del referendo el ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas --indígena igual que Morales y fuerte opositor suyo-- señaló que "si el ‘sí' no logra triunfar en los nueve departamentos de Bolivia será ilegítimo y provocará división''.

Por otra parte, el ex candidato presidencial opositor Samuel Doria Medina declaró que "hay cinco departamentos en que ha ganado el ‘no' '', por lo que "la situación del gobierno es complicada'' porque Morales tendrá "una Constitución de minoría''.

Antes de la votación, el vicepresidente Alvaro García señaló que el resultado es único y de aplicación en todo el territorio nacional.

La votación del domingo transcurrió en calma, con apenas algunas infracciones aisladas. Un total de 3.89 millones de votantes estaban habilitados para votar sobre el proyecto de Constitución con el que Morales espera implementar grandes cambios en el país.

El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, calificó el día de "jornada democrática tranquila y ejemplar''.

Morales --que hizo una intensa campaña-- confiaba en un contundente triunfo del "sí'', alentado por el 67 por ciento obtenido en el referendo ratificatorio de agosto del 2008.

Sus detractores llegaban debilitados y no lograron articular una respuesta coherente. Por el contrario, desarrollaron una campaña dispersa debido a las divisiones internas.

Tras confirmarse con resultados oficiales el triunfo del "sí'', se realizará una elección presidencial en diciembre en la que Morales se postulará por un segundo período de cinco años.

Los bolivianos también aprobaron por 79 contra 21 por ciento que los propietarios de tierras pueden tener un máximo de 5,000 hectáreas y no 10,000, que era la segunda opción.

  Comments