Nation & World

Obama endurece el control de las finanzas

El gobierno de Barack Obama planea tomar medidas rápidas para hacer más estricto el sistema de normación financiera del país.

Las autoridades indican que los cambios serán amplios, como normas federales más estrictas para los fondos de cobertura, agencias de calificación de crédito y corredores de hipotecas, así como una mayor supervisión de los complejos instrumentos financieros que han contribuido a la crisis económica.

Las propuestas de nuevas medidas han comenzado a surgir en entrevistas recientes con funcionarios, en las audiencias de confirmación de altos cargos federales y en un informe reciente de una comisión internacional liderada por Paul A. Volcker, miembro del equipo económico del presidente Obama.

La conclusión del informe, que muchas grandes firmas e instrumentos financieros poco supervisados deben quedar bajo el control de un sistema normativo más amplio y estricto, ha sido aceptado como un principio guía por el nuevo gobierno, dijeron varios funcionarios.

Algunas de las nuevas medidas exigirán leyes, mientras que otras se pueden implementar a través de normativas por parte de varias entidades federales.

Las autoridades afirman que desean implementar reglas para eliminar los conflictos de interés en las agencias de calificación de crédito que otorgar el grado de inversión a los exóticos y poco estables instrumentos financieros que han sido la fuente de graves problemas en el mercado. El problema clave, dijeron, es que las firmas financieras pagan a las agencias de calificación de crédito para ayudarlas a estructurar instrumentos financieros, que las agencias entonces calificaban.

"Hasta que modifiquemos el modelo de compensación, no vamos a eliminar el conflicto de interés y los inversionistas no van a tener confianza en las calificaciones'', dijo Mary Schapiro, nominada para dirigir la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), en una declaración jurada ante la Comisión de Banca del Senado este mes.

Timothy F. Geithner, nominado a secretario del Tesoro, hizo comentarios similares en declaraciones ante la Comisión de Finanzas del Senado.

Los asistentes dijeron que se propondrían nuevas normas federales para corredores hipotecarios que emitieron numerosos préstamos de alto riesgo y que en este momento están supervisados por autoridades estatales. También estudian propuestas para que la SEC participe más en la supervisión de las normas de emisión de valores respaldados por hipotecas.

El gobierno también se prepara para exigir que los instrumentos derivados como el seguro por mora de crédito, que estuvieron en el centro del caos financiero del año pasado, se negocien a través de entidades o posiblemente una o más bolsas. Esto facilitaría significativamente el trabajo de las autoridades normativas para supervisar su uso y determinar su valor justo.

Los funcionarios dijeron que las propuestas están dirigidas a los principales problemas normativos que han salido a relucir durante la crisis de los mercados financieros, e incluyen mala supervisión de bancos a instituciones financieras, mal manejo de riesgo por parte de bancos y otras entidades financieras, al creación de instrumentos financieros complejos indebidamente apoyados por las firmas emisoras y los peligrosos préstamos que asumieron muchos propietarios de viviendas cuyas casas ahora valen significativamente menos que el dinero que deben.

"Creo que el sistema normativo no logró adaptarse al surgimiento de nuevos riesgos'', dijo Geithner en una respuesta por escrito a preguntas dadas a conocer el viernes por el senador Carl Levin, demócrata por Michigan. "La crisis financiera ha sacado a relucir numerosas deficiencias graves en el sistema normativo federal'', agregó.

Los cambios normativos son una pieza importante de un paquete de medidas más amplio que el nuevo gobierno planea tomar para hacer frente a la crisis financiera. Otra medida que se dará a conocer pronto contempla un plan estratégico de las medidas gubernamentales para fortalecer el abrumado sector bancario.

Las autoridades han prometido implementar a corto plazo las medidas de normación financiera. La Ley de Estabilización Económica de Emergencia, aprobada el otoño pasado, exige que la Casa Blanca haga recomendaciones al Congreso para el 30 de abril, aunque el gobierno se prepara para emitir propuestas de ley y normativas mucho antes.

Otros elementos de la reestructuración normativa, como la exigencia de que los fondos de cobertura se inscriban con la SEC y esta entidad los supervisa más estrechamente, marcaría un alejamiento importante de las políticas del gobierno de Bush. Muchos fondos de cobertura se inscriben voluntariamente y se someten a cierto nivel de normación, pero el gobierno de Bush se opuso a los intentos de hacer la inscripción obligatoria, aunque la medida fue propuesta por William H. Donaldson, presidente de la Comisión nombrado por Bush.

Los funcionarios dijeron que algunos seguros contra mora de crédito con ciertas características negociados entre compañías quizás no se puedan negociar en las bolsas o a través de entidades supervisoras. Pero los estandarizados sí podrían negociarse allí.

"Queremos asegurar que los segmentos estandarizados de esos mercados puedan negociarse en una entidad negociadora central o bolsas lo más rápido posible'', testificó Geithner. "Creo que esto es muy importante para el sistema porque ayudará a reducir el riesgo''.

Los nuevos procedimientos para la negociación de instrumentos derivados también podrían permitir a las autoridades normativas imponer exigencias de capital a las empresas que emiten seguros contra mora de crédito para hacerlos inversiones más seguras. American International Group (AIG), uno de los mayores participantes en este mercado, nunca ha tenido que respaldar estos instrumentos con capital y prácticamente se fue a la quiebra como resultado de emitir enormes cantidades de estos instrumentos sin respaldo de capital.

Los funcionarios dijeron que el plan puede incluir un nuevo papel para la Reserva Federal en la protección de la economía de compañías cuyos problemas son un riesgo demasiado amplio, como recomienda el informe emitido por la comisión de Paul Volcker, ex presidente de la Fed. El informe fue emitido este mes por una subcomisión del Grupo de los 30, un panel sin fines de lucro integrado por notables de los sectores públicos y privado, que incluye a Geithner y a Lawrence H. Summers, director del Consejo Nacional Económico de la Presidencia.

Los funcionarios también han comenzado a estudiar formas de controla los pagos excesivos a los directivos de empresas privadas. Por ejemplo, preparan propuestas para limitar el pago a los ejecutivos de empresas que reciban dinero del programa de rescate económico.

  Comments