Nation & World

Suben las cifras del desempleo en la Florida

Lisa Gómez tiene una carpeta llena de premios y certificados, y cada documento guardado cuidadosamente en una cubierta de plástico transparente: certificaciones de cursos de Microsoft Excel y Word. Un título asociado en negocios, y hasta certificados de reconocimiento de pasados empleadores.

Pero hasta ahora, no han bastado para ayudarle a obtener un empleo.

Estadísticas estatales divulgadas el viernes indican que los problemas de Gómez se están convirtiendo en algo demasiado común a medida que el impacto de la recesión hace estragos en la economía. El Departamento del Trabajo de la Florida dijo que la tasa de desempleo en el estado alcanzó el 8.1 por ciento en diciembre, la más alta desde septiembre de 1992.

El sur de la Florida quedó un poco mejor que el resto del estado, con un índice regional de 7.1 por ciento.

Pero eso es poco consuelo para quienes buscan afanosamente empleo como Gómez, que está sin trabajo desde el pasado 3 de diciembre.

"He enviado solicitudes, he enviado faxes, he llenado formularios por internet, he hecho de todo'', dijo Gómez, mientras buscaba trabajo en una oficina de desempleo en el oeste de Miami-Dade. "Me dicen que no tienen nada.

"Por primera vez en mi vida, estoy recibiendo ayuda por desempleo y cupones de alimentos'', dijo la residente de Kendall de 43 años. "Es así que estoy sobreviviendo''.

Sean Snaith, economista de la Universidad del Centro de la Florida, indicó que las nuevas cifras del desempleo estatal muestran que el mercado de empleos está empeorando con más rapidez de lo esperado. De igual modo significa que llegar a un índice de desempleo del 10 por ciento es una posibilidad real.

La recesión de la Florida comenzó después que la industria de bienes raíces, ayudada por la fácil obtención de créditos, construyó más casas y condominios de los que podía vender. El boom inmobiliario se convirtió en un fiasco, y el Estado del Sol se convirtió en emblema de la crisis nacional del crédito.

Los empleos en la construcción fueron los primeros en recortarse, seguidos luego por aquellos en los servicios financieros y más tarde en casi todas las industrias.

Ahora, el maltrecho mercado laboral opaca las esperanzas de recuperación en los precios de los bienes raíces.

"Los verdaderos problemas son la creación de más empleos y recuperar la confianza del consumidor'', dijo el constructor del sur de la Florida Harry Posin, presidente de la firma Label & Co., en una conferencia comercial que tuvo lugar ayer en Hollywood. ‘‘Hasta que estos dos aspectos no se solucionen, nadie comprará''.

También ayer, Motorola informó que reducirá 77 empleos más en Plantation.

La empresa le dijo al Estado que eliminaría los empleos el 27 de marzo.

La instalación de Motorola en Plantation, en Sunrise Boulevard y University Drive, ha visto su fuerza laboral reducirse notablemente desde que a principios de la década llegara a 3,500 empleados. La compañía ya no revela los niveles de empleo en sus plantas, pero se estima que la última ronda de despidos ha dejado la cifra de trabajadores por debajo de 2,100.

Los recortes en Plantation son parte de unos 4,000 empleos que Motorola está eliminando en toda la firma, dijo un portavoz. La mayor parte de las reducciones, que se anunciaron la semana pasada, tiene lugar en la división de dispositivos móviles de Motorola.

  Comments