Nation & World

Hilda Molina indaga si Fernández discutió su caso en La Habana

La doctora cubana Hilda Molina, a la que el gobierno de La Habana niega el permiso para salir del país desde 1994, reclamó el jueves a las autoridades argentinas que informen si su caso fue tratado durante la visita a la isla de la presidenta de ese país, Cristina Fernández.

"Solicité una cosa y quiero que me respondan, más nada, ni siquiera una respuesta positiva, una respuesta'', dijo Molina, quien pidió en diciembre mediante una carta a Fernández que mediara ante las autoridades cubanas para que le permitan ver a sus nietos.

Fernández finalizó el miércoles una visita oficial de cuatro días a la isla, en la que se reunió con el gobernante cubano, Raúl Castro, y su antecesor y hermano Fidel, pero no se entrevistó con Molina ni con disidentes.

"Nunca pensé ni aspiré a que se reuniera nadie conmigo, porque sé que el gobierno cubano pone condiciones'' a los visitantes, dijo Molina, en alusión a la petición también expresada en la carta de poder reunirse con la mandataria argentina durante la visita.

La neurocirujana señaló que no es necesario que la presidenta responda directamente y que incluso le pueden informar a través de su hijo, que vive en Argentina.

En ese sentido, insistió en que su única demanda es saber "si hicieron el favor de interceder por los niños, si lo hicieron o no lo hicieron, y si accedieron o no''.

"Lo que yo quiero es eso, ni siquiera una respuesta positiva, sino la verdad'', añadió.

Molina, de 66 años, ha intentado abandonar Cuba desde 1994 y viajar a Argentina, donde vive su hijo, nacionalizado en ese país en 1996, para conocer a sus nietos, de 13 y 7 años, pero el gobierno le ha negado reiteradamente el permiso para salir al exterior.

Las relaciones entre Argentina y Cuba pasaron por un mal momento a mediados de 2006, cuando el entonces presidente argentino Néstor Kirchner, esposo de Fernández, abogó públicamente en favor de que La Habana autorizara a Molina a visitar a sus familiares.

En mayo pasado el gobierno de Raúl Castro permitió que la madre de Molina, Hilda Morejón, de 90 años, viajara a Argentina para conocer a sus bisnietos, tras una gestión personal de la presidenta Fernández.

  Comments