Nation & World

El Senado confirma a Hillary Clinton por abrumadora mayoría

El Senado confirmó el miércoles a Hillary Rodham Clinton como secretaria de Estado.

La Cámara Alta votó abrumadoramente en favor de la ex Primera Dama, a pesar de los temores expresados por algunos republicanos de que la recaudación de fondos que efectúa su esposo con fines caritativos en el extranjero pudiera representar un conflicto de intereses.

El Senado aprobó la confirmación por 94 votos a favor y sólo dos en contra. Solamente se opusieron los senadores republicanos David Vittier y Jim DeMint. El republicano John Cornyn bloqueó el martes la confirmación de Clinton, por lo que fue postergada para el miércoles.

Tanto los republicanos como los demócratas dijeron que era necesario confirmarla con rapidez de forma que el presidente Barack Obama pueda empezar a hacer frente a los mayores retos actuales en política exterior, los cuales incluyen las guerras en Irak y Afganistán, el aumento en la violencia en Medio Oriente y la amenaza de que Irán pueda estar desarrollando armas nucleares.

"Esta nación se ha unido de una manera que no lo había hecho por algún tiempo'', señaló McCain, quien llegó al Senado por primera vez desde la ceremonia de asunción de Obama. Los votantes ‘‘quieren que trabajemos juntos y que nos pongamos a trabajar'', agregó el senador.

Inmediatamente después de la votación, Clinton fue juramentada durante una ceremonia privada en el Capitolio.

La hasta ahora senadora por Nueva York, considerada durante mucho tiempo la favorita en la contienda por la Casa Blanca, es conocida por tener una fuerza de carácter fuera de lo común. Durante la campaña convirtió su experiencia en política exterior en una de sus principales armas y no dudó en criticar la "ingenuidad'' de Barack Obama.

Pero a partir de la derrota, Clinton hizo campaña a favor de su antiguo adversario, llamando a sus millones de seguidores a elegir al primer presidente negro de Estados Unidos, quien la nominó como secretaria de Estado.

Mientras tanto, republicanos clave en el Congreso dijeron el miércoles que les preocupa la nominación de Eric Holder como secretario de Justicia del presidente Barack Obama y retrasarán a la votación de confirmación hasta que tengan respuestas a sus dudas.

El senador John Cornyn, republicano por Texas y miembro de alto rango de la Comisión de Finanzas del Senado, indicó que necesitará "probablemente otra semana'' para saber más sobre cómo ve Holder la política sobre la tortura.

"Ha sido muy ambiguo'', declaró Cornyn. "Necesitamos más aclaración''.

En una audiencia de confirmación que duró más de siete horas la semana pasada, Holder se apartó de las políticas del gobierno de George W. Bush al declarar que "la técnica del submarino es tortura''.

Holder agregó que ayudará a Obama a cerrar la prisión de Guantánamo tras revisar los casos de los prisioneros.

Cornyn declaró estar preocupado porque los puntos de vista de Holder significaría que los oficiales de inteligencia que participaron en actos que puedan considerarse como tortura podrían estar sujetos a procesamiento.

El presidente de la comisión, Patrick Leahy, demócrata por Vermont, rechazó la objeción al comentar: "Ningún fiscal va a decir, ‘voy a procesar esto o no procesaré a éste'. Como ex fiscal, él sabe eso''.

Entretanto, Tim Geithner, postulado para ser secretario del Tesoro, señaló el miércoles que cometió un descuido al no pagar $34,000 en impuestos hace varios años y ofreció disculpas al Congreso.

Geithner declaró a la Comisión de Finanzas del Senado que lamentaba que ese error del pasado afectara su confirmación en momentos de crisis económica, y exhortó al Congreso a actuar con rapidez y energía para enfrentar la crisis. Una de las prioridades del gobierno del presidente Barack Obama es fomentar la recuperación económica y que "vuelva a fluir el crédito'', dijo Geithner en la audiencia.

En cuanto a no pagar los impuestos sobre sus ingresos del 2001 al 2004, cuando trabajaba en el Fondo Monetario Internacional, dijo que "fueron errores de descuido, errores evitables''.

"Pero no fueron intencionados'', aseguró. "Debí haber sido más cuidadoso''.

Geithner dijo que había preparado algunas declaraciones de impuestos con un conocido programa de computación.

Indicó que contrató a un contador que revisó sus declaraciones de rentas en el 2003 y el 2004 y quien tampoco "se percató de mi error''.

Geithner, director del Banco de la Reserva Federal de Nueva York durante el gobierno del presidente George W. Bush, desempeñó un cometido clave en la preparación del plan de rescate financiero de $700,000 millones aprobado por el Congreso el año pasado. Es el primer miembro del gabinete postulado por Obama cuya confirmación está en serias dudas.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments