Nation & World

Obama a punto de cerrar Guantánamo

El presidente Barack Obama tiene previsto firmar este jueves una orden ejecutiva para cerrar el centro de detención en Guantánamo en un año y suspender los juicios a sospechosos de terrorismo que se efectúan allí, conoció la agencia Associated Press.

La orden ejecutiva forma parte de un grupo de tres esperadas medidas sobre cómo interrogar y enjuiciar a combatientes de Al Qaida, el Talibán y otras organizaciones extranjeros que se cree son una amenaza para Estados Unidos.

Un alto asesor de Obama dijo que el Presidente firmará la orden este jueves, cumpliendo así su promesa de campaña de cerrar unas instalaciones en las que críticos de todo el mundo afirman que se violan los derechos de los detenidos contemplados tanto en leyes internacionales como en las de Estados Unidos.

El asesor pidió no ser identificado porque el evento aún no había sido anunciado oficialmente.

En un primer día sumamente activo, Obama entró al despacho presidencial por primera vez como jefe del Ejecutivo, convocó a sus asesores para empezar a lidiar con la guerra y la recesión y dispuso nuevas reglas de ética.

Obama también congeló los salarios de los máximos funcionarios de su gobierno, llamó a líderes del Medio Oriente e hizo circular el borrador de la orden ejecutiva que cerraría el centro de detención en Guantánamo.

"El modo de hacer responsable al gobierno es hacerlo que rinda cuentas'', dijo el Presidente al revelar las reglas de ética, que calificó como el cumplimiento de una promesa en su campaña. Agregó que la acción era necesaria "para contribuir a restablecer la fe en el gobierno, sin la cual no podemos instrumentar los cambios para los cuales nos enviaron aquí''.

En sus llamadas telefónicas a líderes israelíes, palestinos, egipcios y jordanos, Obama enfatizó que trabajará para consolidar el cese de fuego entre Israel y Hamas en Gaza, según informó el nuevo secretario de Prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Dos jueces militares estadounidenses accedieron rápidamente el miércoles a un pedido de suspender los juicios por crímenes de guerra contra presuntos terroristas detenidos en la base de Estados Unidos en Guantánamo, en lo que puede ser el principio del fin para un cuestionado sistema dejado por el gobierno de George W. Bush.

Sin necesidad de audiencias, los jueces ordenaron la suspensión por 120 días de los juicios de cinco hombres implicados en los ataques del 11 de septiembre del 2001 y de un canadiense acusado de matar a un soldado estadounidense con una granada de mano en Afganistán en el 2002.

Se espera que los jueces emitan órdenes similares en otros casos pendientes ante la comisión militar en Guantánamo.

Los cinco hombres acusados en los ataques del 11 de septiembre habían dicho que querían declararse culpables de cargos que conllevan penas capitales potenciales, pues dicen que eso los convertirá en mártires.

El supuesto jefe terrorista Kalid Sheik Mohammed dijo a la corte que se opone a la suspensión. ‘‘Debemos continuar para que no nos retrasemos, para avanzar'', declaró Mohammed.

Previamente, otro juez acordó suspender el juicio del canadiense Omar Kadr.

La fiscalía entregó las mociones de suspensión de los juicios por orden del presidente Obama y del secretario de Defensa, Robert Gates. Las solicitudes de suspensión fueron presentadas justo unas horas después de la asunción de Obama el martes.

Un servicio de oración ecuménico en la Catedral Nacional de Washington y una casa abierta en la mansión presidencial también figuraron en la agenda del nuevo Presidente, quien asumió con la promesa de arreglar la deteriorada economía y retirar los soldados de la impopular guerra en Irak en un plazo de 16 meses.

Entre las órdenes ejecutivas de Obama emitidas el miércoles están:

* La congelación de salarios para los funcionarios de la Casa Blanca que ganen $100,000 o más, en total unas cien personas o más. En una declaración dijo que las "familias se están apretando el cinturón y también lo debe hacer Washington''.

* Nuevas reglas para la Ley de Libertad de Información, dificultando más mantener en secreto las acciones del gobierno. Obama anunció un cambio de política que requerirá a cada organismo y departamento federal cumplir plenamente las pedidos al amparo de esta ley e insistió que espera que los miembros de su gobierno respondan puntual y honestamente a dichos pedidos.

"La transparencia y el imperio de la ley serán las piedras angulares de este gobierno'', dijo Obama en una declaración formulada a los periodistas.

* Reglas de ética más estrictas que estipulan cuándo los funcionarios del gobierno pueden trabajar en asuntos que antes promovían como cabilderos frente a las autoridades, prohibiéndoles ser cabilderos ante el gobierno de Obama una vez que dejen de servir en él.

Según reportó la Agencia France Presse, Obama prestó juramento nuevamente el miércoles ante el presidente de la Corte Suprema de Justicia John Roberts después de que el martes sufriera un traspié durante las ceremonias oficiales de investidura.

Obama prestó juramento en la Sala de Mapas de la Casa Blanca un día después de su asunción como el primer presidente negro de Estados Unidos.

"Creemos que el juramento de su cargo fue administrado efectivamente y que el Presidente juró de manera apropiada ayer'', declaró el consejero legal de la Casa Blanca, Greg Craig. "Pero el juramento aparece en la Constitución. Y para ser más cautos, porque una palabra estaba fuera de la secuencia, el presidente de la Corte Suprema de Justicia Roberts administró el juramento una segunda vez'', añadió.

  Comments