Nation & World

Fernández se reúne con Fidel Castro; Raúl niega que esté 'grave'

El líder cubano Fidel Castro se reunió el miércoles con la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, y su hermano Raúl Castro negó que esté "grave'', tras una avalancha de rumores sobre su salud desatada tras semanas de silencio y ausencia en los medios de prensa.

La información despeja tentativamente dudas en torno a la salud de Fidel Castro, sobre quien circularon versiones recientes de que había empeorado y se encontraba en estado grave.

"No podía terminar mejor mi visita a Cuba que con la entrevista con el Comandante Fidel Castro. Estuve reunida una hora, un poco más de una hora con él. Estuvimos charlando, departiendo, lo vi muy bien'', dijo Fernández de Kirchner poco antes de viajar a Caracas.

Fidel Castro contó a Kirchner que siguió el martes "todo el día'' por televisión la asunción del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien calificó de "una persona sincera y con buenas ideas'', añadió la presidenta.

"Hicimos un repaso por todo lo que es la política de la región. Por supuesto, obviamente hablamos de las relaciones de Argentina y Cuba'', aseveró la mandataria en el aeropuerto internacional de La Habana.

En declaraciones previas citadas por Telam, la agencia oficial del gobierno argentino, la mandataria expresó que Fidel Castro y ella hablaron "de todos los temas'', y añadió: "Lo vi muy bien, hablamos de la situación internacional''.

Hasta el momento no se han divulgado fotos del encuentro.

Tampoco trascendió si entre los temas que ambos discutieron estuvo el caso de la doctora Hilda Molina, quien desde 1994 aguarda por el permiso del gobierno cubano para visitar a su familia en Argentina. El caso de Molina estuvo en el foco de atención de la prensa internacional al anunciarse la visita de Fernández de Kirchner a La Habana.

La reunión con Fidel Castro se produjo antes de que Fernández de Kirchner asistiera a una recepción en la embajada de su país en La Habana, último acto que tenía previsto en la visita a Cuba que comenzó el pasado domingo.

Poco después de arribar a la legación argentina, la mandataria visitante reveló también que Fidel Castro había seguido el discurso que ella dictó este martes en la Universidad de La Habana, dijeron las fuentes. Agregó que el ex gobernante le comunicó que le había gustado su intervención, en lo que la presidenta calificó como un encuentro "emotivo''.

Tras despedir a Fernández de Kirchner, Raúl Castro se dirigió a la prensa para desmentir personalmente las especulaciones que circularon sobre una muerte o gravedad del anciano enfermo.

"Está haciendo ejercicios, pensando mucho, escribiendo mucho, asesorándome a mí y ayudando. ¿Ceen ustedes que si estuviera grave yo estuviera risueño?", expresó el gobierno ante las consultas de la prensa.

Para reafirmar que su hermano está bien, Raúl Castro, al mando de Cuba desde que enfermó Fidel hace dos años y medio, confirmó que viajará "próximamente'' a Europa (Rusia), a fines de enero.

"¿Creen que yo puedo salir de aquí si Fidel estuviera grave?", cuestionó a los periodistas, a quienes pidió publicar sobre "la salud del Jefe para que se acaben los rumores''.

Una ola de especulaciones se desató en las últimas semanas debido a que Castro no publica artículos en la prensa desde el 15 de diciembre y escribió un mensaje de apenas 16 palabras de felicitación a los cubanos por la histórica conmemoración de 50 años de la revolución.

Además, en enero pasado visitaron Cuba los presidentes Rafael Correa, de Ecuador, y Martín Torrijos, de Panamá, sin ser recibidos por el ex gobernante cubano, de 82 años.

Fidel Castro había recibido a ningún jefe de Estado desde que en noviembre del año pasado se entrevistara con el ruso Dmitri Medvédev, por lo que la entrevista con Fernández de Kirchner es considerada un particular gesto de deferencia hacia la visitante argentina.

"Hay rumores que surgieron, bueno, es cierto que la felicitación del primero de enero fue corta, que vinieron Jefes de Estado y no los vio, que hace rato que no escribe una reflexión'', reconoció Raúl Castro, pero --añadió-- "ya saldrán algunas''.

La lluvia de especulaciones arreció cuando el presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó el 11 de enero que Castro no volvería a aparecer en público y su "estampa de guerrero (...) quedará en el recuerdo''.

Esas palabras causaron revuelo en el exterior, sobre todo en el exilio en Miami, donde dirigentes de agrupaciones anticastristas comenzaron de nuevo a prepararse en caso de un anuncio sobre una muerte de Castro.

Pero el 16 de enero Chávez salió al paso de las especulaciones y afirmó que Fidel Castro, a quien considera su "padre ideológico'' y "espiritual'' estaba "trabajando, escribiendo, siguendo la situación mundial''.

Como para que no quedara duda, el presidente venezolano añadió el pasado fin de semana, en un acto de campaña a favor de la reelección, que "Fidel está vivito y coleando''.

Castro no aparece en público desde que enfermó en julio de 2006, cuando cedió el mando a su hermano Raúl, y desde entonces es visto en fotos y videos, tomados cuando recibe dignatarios en el lugar donde convalece de su crisis de salud, sobre todo cuando es visitado por Chávez.

Su más reciente foto fue difundida el 18 de noviembre cuando recibió al presidente chino Hu Jintao, y el último video de hace siete meses, cuando apareció con Chávez, muy delgado y en traje de deportes.

  Comments