Nation & World

Agricultores del sur de la Florida batallan contra el frío

Para muchos en el sur de la Florida, los preparativos para enfrentar las inusuales temperaturas casi congelantes del martes en la noche fueron algo tan simple como arrebujarse con una frazada de más a la hora de dormir o calentarse con una taza de chocolate caliente.

No para Manny Hevia.

"Aquí estamos rezando mucho'', comentó Hevia, uno de los dueños de M & M Farm en el suroeste del condado Miami-Dade, mientras los trabajadores se preparaban para proteger varios cientos de acres de cultivos de boniato, aguacate y mango de los posibles daños del tiempo.

Se esperaba que las temperaturas bajaran a cerca de 40 grados Fahrenheit --alrededor de 35 en el interior de la península con vientos del norte estables-- a eso de la medianoche, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) en Miami, que emitió una advertencia de una sensación térmica aún más baja debido al viento para la mayor parte del sur de la Florida.

Se esperaba que las temperaturas siguieran heladas hoy o que bajaran todavía más. "En la noche del miércoles podríamos ver temperaturas de congelación hasta Redland'', declaró Gordon Strassberg, meteorólogo del NWS.

Para los granjeros surfloridanos, los frentes fríos de esta magnitud son algo serio. Y para los desamparados, pueden ser peligrosos, e incluso mortales.

El martes, mientras se ponía el sol, comenzó la espera de los agricultores para ver cuánto bajaría el mercurio en el termómetro, y los refugios para desamparados continuaron llevando a personas de las calles y acomodándolas en catres, o en los rincones de una habitación con calefacción.

En los refugios para desamparados de los condados Miami-Dade y Broward se prepararon de 400 a 600 camas extra en la noche del martes para acomodar a personas que normalmente pasan las noches frescas en la calle.

Y ya que se esperan temperaturas igualmente bajas, o aun más frías, en la noche de hoy, los funcionarios de ambos condados esperaban grandes números de refugiados.

"Lo típico sería que tuviéramos unas 200 personas por encima de la capacidad normal'', indicó Steve Werthman, director de la División del Condado Broward del la Homeless Initiative Partnership. "Con dos noches seguidas de este frío, podríamos tener todavía más''.

David Raymond, el homólogo de Werthman en el condado Miami-Dade, dijo que los refugios temporales continuarán abiertos hasta el sábado.

Los trabajadores sociales de ambos condados salieron a la calle en la mañana del martes tras enterarse del inminente frío. Unos 40 trabajadores sociales recurrieron el condado Miami-Dade en busca de desamparados --pidiéndoles, y hasta rogándoles, que se queden en un refugio por unas cuantas noches hasta que el clima regrese a la normalidad.

Para evitar que se congelaran sus cultivos, los granjeros del sur de la Florida esperaban enfrentar una larga noche. "Vamos a tener que trabajar toda la noche'', afirmó J.C. Nadeau, dueño de Wagon Wheel Coffee Roaster en Davie. "Tenemos que protegernos, así que cada un par de horas rociaremos las plantas a una temperatura de unos 75 grados F''.

  Comments