Nation & World

Madres de Doral ponen fin a huelga de hambre

La huelga de hambre llegó a su fin.

Dos mujeres de El Doral cuyos hijos estudian en el sistema escolar de Miami-Dade decidieron terminar su huelga de hambre el lunes, luego de enterarse de que el superintendente escolar Alberto Carvalho no eliminaría los programas artísticos y musicales ni una iniciativa que permite a los estudiantes de high school tomar más clases optativas.

"Me siento muy aliviada'', dijo Bibiana Salmón, una de las dos madres que renunciaron a la comida por una semana para comunicar su mensaje a los políticos y los funcionarios escolares. ‘‘Estoy contenta de que nos hayan escuchado''.

El vocero escolar John Schuster dijo que el distrito ha tratado "durante todo este tiempo'' de proteger programas tales como las artes, la música y el día de ocho clases. Aun antes de la huelga de hambre, Carvalho había dicho que no los eliminaría.

"Si las acciones [del lunes] ayudaron a la comunidad a comprender esto, entonces todos salimos ganando'', dijo Schuster.

Salmón y Malexys Morales, miembros de la Asociación de de Padres, Maestros y Estudiantes (PTSA) de la escuela Ronald Reagan Doral High School, pasaron siete días acampadas frente a la escuela. Ambas durmieron en tiendas junto a la calle, y durante todo ese tiempo sólo bebieron agua y suero.

Su objetivo: proteger los programas educacionales de los recortes de presupuesto que se han hecho en todo el estado.

"Creemos que el estado debería brindar más fondos a la educación'', dijo Salmón. "Pero también queremos que la Junta Escolar y el superintendente Carvalho sean responsables con el presupuesto y no gasten demasiado''.

Las dos mujeres no cejaron en su empeño, a pesar de tormentas y frentes fríos. Salmón dijo que había sufrido retortijones y dolores de cabeza a causa del hambre, y que había dormido muy poco.

En la mañana del lunes, numerosos padres y estudiantes acudieron al lugar para mostrar su apoyo a las dos mujeres. También estaba ahí el representante estatal David Rivera, republicano de Miami, quien había estado en contacto con Carvalho.

Cuando Rivera les pasó el mensaje de que ciertos programas estaban a salvo de los recortes, las dos madres celebraron una conferencia de prensa repentina y declararon que su huelga de hambre había terminado.

La multitud las vitoreó. Salmón y Morales se abrazaron entre lágrimas.

Ambas dijeron que se mantendrían al tanto de todo y que continuarían sacando la cara por la educación de sus hijos.

Ninguna de las dos estaba dispuesta a comer enseguida, pero afirmaron que estaban desesperadas por bañarse.

kmcgrory@MiamiHerald.com

  Comments