Nation & World

La República Checa ve pocos avances en diálogo con Cuba

El embajador de la República Checa en España, Martin Kosatka, aseguró hoy que su país, que preside este semestre la Unión Europea, está dispuesto a avanzar en el diálogo con Cuba, aunque lamentó los pocos avances registrados desde el levantamiento de las sanciones a la isla en junio pasado.

Kosatka subrayó que su país, uno de los que más reticencias mostró a eliminar las sanciones, ve "posibilidades'' para que prospere el diálogo político, si bien exigió a las autoridades cubanas un mayor compromiso.

''Hasta hoy en día, no hemos tenido muchos resultados positivos en esta dirección'', dijo el embajador en una rueda de prensa en la sede de las instituciones europeas en Madrid para presentar los ejes de la Presidencia checa de la Unión Europea (UE).

Reconoció que su país ha tenido "opiniones diferentes'' con el Gobierno español sobre Cuba, pero dejó claro que siempre han tenido el mismo objetivo final: la democracia en la isla.

''Estamos abiertos. No queremos hundir este proceso. Depende de la actitud de los cubanos'', dijo y añadió que "la presidencia checa va a ser responsable y tendrá en cuenta las opiniones de todos los países de la UE''.

La UE acordó en junio de 2008 levantar las sanciones impuestas en 2003 por el encarcelamiento de 75 opositores con el objetivo de mejorar la situación en Cuba y los derechos humanos.

El desarrollo de este diálogo político será evaluado en el plazo de un año, lo que coincidirá con el final del mandato checo y será, en opinión del embajador, la oportunidad para que todos concluyan si ha habido "resultados positivos y concretos en Cuba''.

La República Checa fue, junto a Suecia y Alemania, uno de los países que mantuvieron más reservas hasta última hora para dar su consentimiento al levantamiento del castigo, una opción que defendió sobre todo España.

Fuentes diplomáticas checas explicaron entonces que su país no veía cambios de base sustantivos en el régimen cubano, pese a la renuncia de Fidel Castro, y calificaron de cosméticos los avances positivos que reconocen se han producido desde la llegada de Raúl Castro.

El embajador checo destacó hoy, como motivo para el optimismo, que se haya reanudado el contacto del régimen castrista con la embajada checa en La Habana después de muchos años interrumpido.

  Comments