Nation & World

Liberan a primer prisionero de la Causa de los 75 que cumple su condena

El primer prisionero de la Causa de los 75 que logra cumplir su condena, el disidente Reinaldo Labrada Peña, fue liberado el jueves por las autoridades cubanas.

Labrada, de 46 años, arribó a su hogar en el poblado de Puerto Padre, en la oriental provincia de Las Tunas, para reunirse con su familia después de cumplir una sanción de seis años de cárcel.

"Mis años en prisión han sido de mucha hostilidad, de mucho sufrimiento y dolor, arrancado del seno de mi familia y mis hijos'', dijo el opositor liberado. "Pero mi lucha no ha terminado y esta prisión fue sólo un alto en el camino''.

Agregó que siente un profundo sentimiento de solidaridad con sus compatriotas que quedaron en la cárcel y prometió continuar abogando para que sean liberados.

"Se lo que están viviendo [los presos políticos] porque lo sufrí en carne propia, y mientras quede uno de ellos preso yo estaré a su lado'', dijo Labrada.

Tras reencontrarse con su esposa Giselda Verdecia, sus hijos y familiares cercanos, Labrada cumplió con una visita de fuerte carga emocional: la tumba de su padre, fallecido en los días en que él estaba tras las rejas en la prisión del Combinado de Guantánamo.

"Tenemos la razón y la verdad en las manos, y pienso que este sufrimiento tendrá que acabar más temprano que tarde'', declaró el disidente.

En el momento de su arresto, en marzo del 2003, Labrada era miembro del Movimiento Cristiano Liberación, liderado por Oswaldo Payá Sardiñas, y figuraba entre los promotores más activos del Proyecto Varela en la zona oriental del país. La organización Amnistía Internacional lo incluyó en la lista de prisioneros de conciencia en la isla.

De contemplarse la reducción de condena por buen comportamiento, Labrada debió salir a comienzos del 2008. Pero las autoridades prolongaron su arresto y sólo admitieron una rebaja de dos meses, una concesión rutinaria dentro del sistema penitenciario cubano.

Durante su confinamiento denunció maltratos de los carceleros, incluyendo la negación de asistencia religiosa.

"Esta liberación no constituye una sorpresa, pues Labrada salió tras el cumplimiento estricto de su condena'', opinó Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN). "De ninguna manera podemos interpretarlo como un gesto del gobierno''.

Los cálculos de la CDHRN sitúan actualmente en unos 205 los presos políticos en cárceles cubanas, lo que representa un ligero descenso con respecto a años precedentes.

De los 75 activistas arrestados durante la llamada Primavera Negra del 2003, quedan aún en prisión 54. Veinte de ellos habían sido excarcelados ya con una licencia extrapenal humanitaria por motivos de salud, aunque no se les considera cumplida su sanción, y ocho han marchado al exilio.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments