Nation & World

Posponen obligatoriedad en uso del sistema de verificación de estatus

La administración pospuso para el próximo 20 de febrero la medida que obliga a empresas contratistas y subcontratistas que hacen negocios con el gobierno federal a utilizar el sistema electrónico E-Verify para asegurar que sus empleados estén legalmente autorizados para trabajar en Estados Unidos.

La información la dio a conocer el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), en un comunicado con las modificaciones de la orden ejecutiva del presidente George W. Bush, que en principio establecía la fecha de inicio para hoy 15 de enero.

Expertos consideran que esta medida tendrá un impacto negativo en la economía de la nación y, particularmente en el Sur de la Florida, porque algunas empresas que ofrecen servicios y trabajos de construcción tendrán que despedir personal para cumplir con la medida.

"El impacto será de gran magnitud, especialmente para las empresas que ofrecen al gobierno servicios de limpieza, comida, lavandería y construcción, por la escacez de mano de obra que ya existe en estos renglones'', señaló Hector Chichoni, abogado de inmigración en Miami.

Según el letrado, algunas empresas no podrán cumplir con los compromisos que adquieren con el gobierno, y no tendrán más remedio que ir a la bancarrota, perjudicando de esta forma la economía local.

La medida deberá ser cumplida por contratistas que facturen al gobierno más de $100,000, y subcontratistas cuyos servicios excedan los $3,000.

Por otro lado, los críticos consideran que el sistema de verificación de empleo E-Verify "está lleno de errorres'', al utilizar la base de datos de la Administración del Seguro Social (SSA), que no necesariamente refleja los cambios de nombres que han hecho las personas después de contraer matrimonio o divorciarse, por ejemplo.

Personas con estatus legal para trabajar, e incluso ciudadanos americanos corren el riesgo de ser rechazados por el sistema E-Verify si sus datos no coindicen con la información del Seguro Social.

En su defensa, William Wright, un alto funcionario del USCIS en Washington, ha asegurado que el sistema E-Verify "es una herramienta segura y justa'' que protege el derecho de los empleados con estatus legal. "Es una forma de asegurarles que ellos pueden obtener el puesto, evitando que el indocumentado tome algo que no le pertenece''.

En cuanto a los errores, Wright indicó que el margen es de menos de 1 por ciento.

Una investigación independiente --dijo el funcionario-- realizada entre abril y junio del 2008, demostró que el 96 por ciento de las veces que se pide una verificación, el sistema tarda en responder de 3 a 5 segundos, y que en el 99.6 por ciento de los casos los empleados son verificados sin problemas o acciones correctivas.

E-Verify fue creado en 1996, funciona en internet, es gratuito y está disponible a nivel nacional en los 50 estados.

El sistema combina 449 millones de datos de la SSA con 60 millones de datos del USCIS. En el 2008 procesó alrededor de 6.6 millones de verificaciones.

Actualmente, 99,000 empleadores lo usan a nivel nacional.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comments