Nation & World

Obama ampliará distribución del paquete de rescate

El principal asesor económico de Barack Obama anunció el lunes a los líderes del Congreso que el presidente electo ampliará los objetivos en el uso de los 350.000 millones de dólares que restan del paquete de rescate financiero.

Además, indicó que se asegurarán la transparencia y la supervisión.

El jefe designado del Consejo Nacional Económico, Larry Summers, comunicó en una carta a los líderes de la Cámara de Representantes y del Senado que era "inminente y urgente'' la necesidad de contar con la segunda mitad de los 700.000 millones de dólares del plan de rescate.

En el documento, Summers describe la manera en que Obama intenta utilizar el resto del Programa de Ayuda a Activos en Problemas para asistir a bancos y negocios pequeños, consumidores y dueños de casa, aparte de las enormes cantidades entregadas a grandes grupos financieros en riesgo de quiebra. También especificó que Obama desea emprender un ‘‘esfuerzo radical'' para mitigar los embargos hipotecarios en viviendas.

"Creo que muchos de nosotros estamos decepcionados por la ausencia de claridad, la ausencia de transparencia'', dijo Obama a los periodistas luego de una reunión con el presidente de México, Felipe Calderón. Una parte del dinero debió destinarse para ayudar a la gente a evitar los embargos hipotecarios, indicó.

"Es evidente que el sistema financiero, aunque mejoró respecto a como estaba en septiembre, todavía es frágil'', expuso el presidente electo.

Obama solicitó también el lunes al presidente George W. Bush que procure entregarle el dinero restante del paquete de rescate para que el próximo gobierno lo tenga disponible poco después de que él asuma la presidencia el 20 de enero.

Summers señaló tácitamente en la carta que había insatisfacción entre legisladores demócratas y republicanos por la manera en que el gobierno de Bush entregó la mitad de los fondos.

"El presidente electo comparte también la frustración de los estadounidenses porque hemos visto muy poco efecto de este plan de rescate en empleos, ingresos y en la capacidad de propietarios responsables para permanecer en sus casas'', escribió Summers. "Considera que los estadounidenses tienen derecho a estar molestos por la manera en que se ha implementado este plan''.

La Casa Blanca informó el mismo lunes que Bush le solicitará al Congreso la liberación del resto del paquete.

El Congreso podría votar la petición esta semana, según senadores que recibieron información de Summers. Ese dinero se ejercería por separado del de un plan económico elaborado por asesores de Obama para impulsar la economía, y que costaría al contribuyente otros 800.000 millones de dólares.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo el lunes que Bush continuará trabajando con el equipo de transición de Obama y con el Congreso sobre la mejor manera de proceder para la entrega del dinero.

El presidente de la Comisión Bancaria del Senado, el demócrata Christopher Dodd, también reclamó información sobre la parte entregada del paquete. Los bancos que recibieron préstamos no han informado en qué lo han invertido.

El plan de rescate ha sido muy impopular, especialmente porque se ha dado dinero de manera incondicional a las instituciones financieras y éstas no han rendido cuenta alguna de lo que han hecho con ese dinero.

La corresponsal Lara Jakes de la AP contribuyó con la información.

  Comments