Nation & World

Bush reitera su compromiso de ayudar al pueblo cubano

El presidente George W. Bush declaró el lunes que continuará abogando por la libertad de los cubanos y lamentó el hecho de que bajo su administración no se diera la oportunidad de poner en práctica un modelo de transición política en Cuba.

Bush ofreció las declaraciones sobre la realidad cubana durante una entrevista telefónica concedida a la periodista Ninoska Pérez Castellón, de la emisora miamense Radio Mambí (WAQI-710 AM), y a sólo ocho días de entregar el poder a su sucesor, el demócrata Barack Obama.

"Creo que la libertad es universal y que el mejor interés de este país es promover la libertad en todas partes y en todo momento. Espero que el pueblo de Cuba pueda vivir en una sociedad libre más pronto que tarde'', expresó Bush.

La participación del Presidente en la radio local se produjo poco después de su conferencia de despedida ante la prensa, efectuada el lunes en la Casa Blanca.

Bush aseguró que el tema de Cuba no estará ausente de su proyectado Instituto de la Libertad, que funcionará adscrito a la Universidad Southern Methodist, en Dallas, Texas, con la colaboración de expertos. "La libertad es lo único que puede traer la paz'', aseveró.

Respondiendo a una pregunta acerca de algún objetivo inconcluso bajo su administración, el Presidente no titubeó al decir que respecto a Cuba "esperaba haber implantado el plan posCastro que teníamos preparado. Obviamente los hermanos Castro continúan [en el poder] y siguen reprimiendo'', indicó.

Durante la presidencia de Bush fueron aprobadas una serie de medidas para reforzar el embargo contra el régimen cubano e inyectar un proceso de democratización en la isla. Entre las directivas que el mandatario republicano propulsó durante sus ocho años en la Casa Blanca figuran la limitación de los viajes de los cubanoamericanos a una vez cada tres años, así como las restricciones de remesas y paquetes a familiares, y el congelamiento de los intercambios académicos y culturales con Cuba.

"Mi mensaje al pueblo cubano es que nosotros escuchamos su dolor y que la vida para ustedes será mejor. Y mi mensaje al régimen es que si quieren cambios en la relaciones políticas, tienen que cambiar su actitud. Por supuesto, no lo han hecho'', dijo el mandatario.

También enfatizó en la entrevista con Pérez Castellón que los cubanos en la isla "deben saber que hay muchos americanos que piensan en el día que puedan llegar a ser libres, libres de poder expresarse sin temor y sin represalias. Libres para poder practicar la religión que quieran, publicar periódicos y votar en una elección''.

El mandatario saliente recalcó que el primer signo de avance "será posible cuando los encarcelados sean puestos en libertad''.

Fue entonces cuando recordó a uno de los principales líderes de la disidencia cubana, Oscar Elías Biscet, condenado a 25 años de cárcel. En noviembre del 2007, Bush le concedió a Biscet la medalla Presidencial de la Libertad, que recibieron sus hijos durante una ceremonia en Washington.

"Tuve el honor de otorgarle la Medalla y lo hice no sólo por su valor personal y su coraje, sino también como una declaración de solidaridad con otros que han sufrido a manos de los hermanos Castro''.

Pérez Castellón consideró que la entrevista fue una oportunidad para que el presidente reiterase a la comunidad en el exilio y al pueblo cubano en la isla que él está dispuesto a seguir siendo una voz a favor de la libertad.

"Los cubanos siguen estando muy cerca de su corazón y es una manera de no olvidar la causa de Cuba'', expresó la periodista.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comments