Nation & World

Buscar empleo no es prioridad de los jóvenes cubanos

Conseguir empleo ha pasado a ser la quinta opción entre los jóvenes cubanos, "si acaso'', según un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (estatal) citado el lunes por el diario oficial Granma bajo el título "El holgazán: un peligro ideológico''.

En el artículo se señala que la presencia de "individuos que jamás sudan la camiseta y, en cambio, viven mejor que quienes trabajan de sol a sol'', causa un perjuicio ideológico porque lleva a los laboriosos a preguntarse: "¿De qué vale trabajar si los vagos viven igual o mejor que yo?".

Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista, recuerda que el Estado "ha mantenido, sin distinción o diferencia alguna, a esas personas'' que no trabajan, dándoles ‘‘garantía de canasta básica de alimentos, salud, educación, otros servicios, seguridad, derecho a todos los derechos''.

El gobierno suministra a los cubanos alimentos básicos y otros productos, subsidiados mediante una cartilla de racionamiento que cubre sus necesidades durante una semana o diez días de cada mes, según dice la mayoría.

Y para el resto, ya sin subsidios, recurren a los mercados libres, normados, negros o paralelos, en moneda nacional o en divisas, y para ello muchos cubanos acuden a lo que ellos llaman "resolver'' o "inventar''.

Según el diario del Partido Comunista, la holgazanería "es uno de los problemas que daña la economía, agravado por la ‘tranquilidad' con que en algunos lugares se siguen manifestando la indisciplina laboral, la impuntualidad, el no aprovechamiento óptimo de la jornada, la falta de rigor y de exigencia''.

Muchos cubanos de la calle replican que deben ausentarse del trabajo a menudo por las colas creadas por las constantes escaseces, la precariedad del transporte, la burocracia enmarañada del único país comunista de América y la necesidad de conseguir la parte del sustento que no les da el Estado.

Anota el informe que los holgazanes transmiten su "enfermedad'' a su prole.

"Difícilmente en el hijo de ese sujeto aniden y se manifiesten mañana sentimientos y convicciones de identificación con el trabajo, si desde la infancia ha percibido beneficios (y hasta privilegios) superiores, incluso a otros compañeritos de estudios, gracias a la supuesta ‘inteligencia' de un padre que sin doblar la cintura ni sudar la ropa ‘tiene de todo'''.

El artículo de Granma coincide con el discurso reiterado del gobernante cubano, general Raúl Castro, en pro de eliminar el "igualitarismo'' y el exceso de "subsidios'' generalizados que han regido en la isla en las últimas décadas de gobierno de su convaleciente hermano Fidel.

El presidente ha subrayado que sus compatriotas deben sentir la "necesidad vital'' de trabajar.

"Para ir resolviendo paulatinamente las distorsiones existentes en el sistema salarial, hay que ir eliminando las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos. De lo contrario, sencillamente las cuentas no cuadran'', señaló el mandatario en el Parlamento hace dos semanas.

"Hay que actuar con realismo y ajustar todos los sueños a las verdaderas posibilidades'', agregó Raúl Castro, calificado de "pragmático'' por los analistas y cuyo gobierno padece una angustiosa situación económica y financiera, agravada por tres huracanes que arrasaron la isla en 2008.

  Comments