Nation & World

Florida impone su fuerza

En una atmósfera electrizante, los Gators de la Universidad de Florida conquistaron el título nacional del football universitario al vencer 24-14 a los Sooners de Oklahoma, anoche en el Dolphin Stadium, ante 75,000 espectadores.

Fue una fiesta de color, música, baile, euforia y emociones.

En las inmediaciones del estadio, los últimos boletos se vendían entre $700 y $900. Antes del inicio del juego, en el parqueo del coloso miamenses, miles de estudiantes vibraban con la jornada del deporte universitario, con miles de jóvenes llegados de todo el país para disfrutar intensamente el acontecimiento.

El duelo de los quarterbacks fue ganado por Tim Tebow, quien dio dos pases para touchdown y salió airoso sobre Sam Bradford.

Ambos se adjudicaron en el 2007 y 2008, respectivamente, del Trofeo Heisman el máximo premio en el football estudiantil, y protagonizaron anoche un duelo inolvidable.

Tebow abrió la cuenta para los Gators con un pase de 20 yardas para touchdown y Jonathan Phillips acertó el punto extra.

Bradford sirvió de seis yardas a Jermaine Gresham y con el punto adicional de Jimmy Stevens la cuenta se puso 7-7.

En el tercer período, Percy Harvin anotó con un TD de dos yardas; y en el cuarto, Bradford pasó para un TD de 11 yardas de Jermaine Gresham y el juego se empató 14-14.

Phillips puso en ventaja 17-14 a los Gators con un gol de campo de 28 yardas y a pocos más de 3 minutos del final del juego, Tebow con un salto espectacular que engañó a la defensa contraria hizo un pase de cuatro yardas para que David Nelson y luego Phillips pusieron el 24-14.

El triunfo de los Gators es el tercero en los últimos 10 años y provocó un estallido de entusiasmo en el Dolphin Stadium, en su mayor parte ocupado con los colores naranja y azul del flamante campeón, la Universidad de Florida.

  Comments