Nation & World

Paulito FG no podrá actuar en Hialeah

La controversia local en torno al salsero cubano Paulito FG parece no tener fin. El miércoles el Condado Miami-Dade decidió suspender el concierto del polémico artista argumentando que la empresa promotora Fuego Entertaiment no cumplió con el requisito de solicitar el permiso con 120 días de anticipación a la fecha del evento.

Sin embargo, el empresario cubanoamericano Hugo Cancio, presidente de Fuego Entertaiment, dijo que esta medida nunca ha existido y que los requerimientos de las autoridades locales ‘‘establecen únicamente que los permisos deben tramitarse con 45 días de antelación''.

Paulito FG --residente en Cuba-- debía participar junto a artistas locales en un festival musical programado para el 1ro de febrero en el parque Amelia Earhart, al este de Hialeah. La actividad iba a reunir también en el escenario a Manolín "El Médico de la Salsa'' y otras agrupaciones de Miami y Puerto Rico.

El Nuevo Herald intentó obtener una explicación directa de las autoridades sobre las disposiciones que regulan las actividades públicas en los parques, que están bajo la administración condal. Pero Edith Torres, portavoz del Departamento de Parques y Recreación, dijo que debía investigar el caso antes de ofrecer una respuesta.

Tampoco se recibió respuesta de la oficina de la comisionada de Miami-Dade, Natasha Seijas, quien hizo pública la suspensión del concierto.

Sin embargo, en declaraciones a la televisión local, Seijas precisó que los trámites realizados por Fuego Entertaiment para obtener el visto bueno no se ajustan a la ley del condado, que indica que "cualquier evento que se desarrolle en un recinto público, sobre todo regional, debe ser tramitados con 120 días de anticipación''.

Cancio detalló que los argumentos del condado son inverosímiles, porque "en ningún formulario dice que se necesitan 120 días para el trámite''.

"Nosotros sometimos los documentos el 16 de diciembre del 2008, es decir, 47 días antes del evento. Los requisitos han sido cambiados como una reacción al anuncio del festival. Hasta el momento no he sido informado oficialmente de la suspensión, pero si realmente es verdad, vamos a plantear una demanda legal contra el condado'', sostuvo Cancio.

Fuego Entertaiment --radicada en Miami Lakes-- había recibido ya el visto bueno de la dirección del parque Amelia Earhart, y había hecho los contratos correspondientes para los servicios de la policía y los seguros requeridos por la entidad.

El concierto de Paulito FG es parte de una nutrida agenda musical que comprende otras dos funciones del cantante en Estados Unidos: en Miami Lakes y Tampa, los días 30 y 31 de enero.

El cantante visitó el pasado noviembre Miami y destapó una avalancha de controversias, luego de declarar en un programa televisivo que respetaba y creía en Fidel Castro, y que el sistema imperante en Cuba le había permitido realizar todos sus sueños artísticos.

Cancio argumentó que las disposiciones del condado son absurdas y aseguró tener pruebas de que en fechas recientes se han llevado a cabo festivales locales con solicitudes procesadas en 15, 20 y 30 días de anticipación.

"El último evento que auspicié, El Festival del Reggaetón, fue aprobado en 22 días. Ahora los abogados del condado dicen que se dieron cuenta de que esa ley de 120 días siempre existió. ¡Qué casualidad!... entonces significa que todos las actividades que se realizaron en el 2008 fueron ilegales'', abundó Cancio.

La polémica también arrastró al alcalde de Hialeah, Julio Robaina, quien cuestionó la presentación del salsero cubano en su ciudad por las dificultades que podrían representar para la seguridad de sus vecinos.

"Sé que la única razón de organizar este concierto en Hialeah es para provocar. Pero nunca he dicho que no iba a cancelar ni prevenir, sino garantizar la proteccion de los residentes de Hialeah'', acotó el alcalde.

Robaina aclaró que su administración no presionó para que las autoridades condales suspendieran el evento, sino que aconsejó a que se revisaran los papeles para despejar cualquier duda sobre la vigilancia policial.

La determinación del condado Miami-Dade de hacer valer el requisito de 120 días podría traer sorpresas en el ámbito judicial.

El incidente está ya siendo analizado por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), con el propósito de determinar si el condado ha exigido la misma pauta a los organizadores de eventos locales.

En el 2000, Cancio junto a otros empresarios e instituciones culturales respaldados por la ACLU ganaron una demanda contra el condado Miami-Dade y echaron abajo una ordenanza que prohibía a los grupos artísticos locales la petición de fondos públicos para actividades relacionadas con Cuba.

jcchavez@elnuevoherald.com

Related stories from Vida en el Valle

  Comments