Nation & World

Caracas suspende entrega de petróleo a pobres en EEUU

La petrolera estatal venezolana suspendió un alabado programa que ofrecía combustible para calefacción a cientos de miles de pobres en Estados Unidos, anunció el lunes la empresa.

El programa ha sido una herramienta de relaciones públicas del presidente Hugo Chávez, un socialista que con frecuencia critica al capitalismo y a Estados Unidos. Chávez restregó el ofrecimiento en la nariz de los políticos estadounidenses diciendo que muestra que es un buen amigo de los pobres de Estados Unidos.

Venezuela ha interrumpido el programa, al menos temporalmente, debido a la fuerte baja del precio del petróleo, lo que ha obligado al gobierno a reducir los gastos, informó la empresa en una declaración de Citizens Energy Corp., una entidad sin fines de lucro de Boston que administraba el programa en Estados Unidos.

El anuncio del lunes fue el primero de varias medidas que se esperan en los próximos meses en momentos que el gobierno de Chávez, que depende de los ingresos petroleros, trata de eliminar programas que no benefician a sus ciudadanos, después de una baja del precio del crudo de $147 el barril en julio a $48 ahora.

"Las autoridades venezolanas prefieren afectar los programas sociales en el extranjero --como en Estados Unidos, Ecuador y Nicaragua-- que los de Venezuela'', dijo Pietro Pitts, analista petrolero de Caracas que publica la revista Latin Petroleum.

Citgo Petroleum, la filial en Houston de la petrolera estatal venezolana PDVESA, entregó $100 millones de combustóleo en el invierno 2007-08 a pobres en 23 estados, entre ellos 65 tribus indígenas, dijo Brian O'Connor, portavoz de Citizens Energy.

"Dependíamos de ese combustible para ayudar a nuestros clientes'', dijo Letha Whitewolf, que administra el programa de calefacción para [la tribu] Cheyenne del Norte en Montana. "Será difícil para ellos''.

Whitewolf dijo que la mayoría de los núcleos familiares recibieron en el 2008 unos 100 galones de propano, por valor de $260, lo que cubría aproximadamente un mes de calefacción, dijo.

"Ahora tendremos que enviar estas personas a iglesias y otras organizaciones''.

Richard Moffi, que administra el programa de asistencia de combustible en Vermont, dijo que los habitantes de su estado quedarían afectados sin el petróleo venezolano en momentos que la demanda de asistencia del gobierno aumenta.

"El programa era una red de seguridad en la que podíamos confiar'', dijo Moffi. "Para los que no cumplían los requisitos de otros programas, siempre podíamos referirlos a Joe 4 Oil'', el número telefónico gratis del programa.

Chávez instituyó el programa en el 2005 con la ayuda de Joseph P. Kennedy II, ex legislador e hijo del fallecido senador Robert F. Kennedy. Kennedy dirige Citizens Energy.

Chávez ganó aplausos cuando anunció en una visita a una iglesia de Harlem en el 2006 que planeaba ampliar el programa.

Algunos criticaron a Kennedy por aceptar el combustible de Chávez. Sin embargo, Kennedy nunca se ha arrepentido.

"Algunos dicen que hacer esto no es buena política'', dijo Kennedy en un video en la página electrónica de Citizens Energy. "Yo digo que es un crimen contra la humanidad no aceptarlo porque nadie debe pasar frío''.

Kennedy se mostró el lunes esperanzado de que el gobierno de Chávez reanude el programa y exhortó a la gente a escribirle al Presidente venezolano "para contarle las historias que me han contado de lo que realmente significó la generosa donación de combustóleo para muchos estadounidenses''.

Mark Wolfe, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Directores de Asistencia de Energía, un grupo de Washington, dijo que el Congreso duplicó el dinero asignado al programa de combustóleo para pobres durante 2008-09 pero que incluso así muchos pasarán frío.

"Citgo ha sido la única petrolera imporante dispuesta a ofrecer asistencia suplementaria de energía'', dijo Wolfe. "Lamentamos que no lo pueda hacer este año''.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments